Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado en el barco el cadáver de uno de los marineros desaparecidos

Los equipos buscan los otros cuatro cuerpos en aguas de Cádiz

Los equipos de búsqueda que trabajan en las labores de rescate del Nuevo Pepita Aurora, el barco pesquero naufragado el miércoles en aguas de Barbate (Cádiz), lograron ayer localizar el cuerpo de uno de los cinco marineros desaparecidos. Las imágenes captadas por uno de los robots que inspeccionaba la nave hundida mostraron el cuerpo de un tripulante en el cuarto de baño del barco.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, fue el encargado de comunicar el hallazgo a los familiares en el puerto de Barbate. "Hemos encontrado a uno, lo cual no quiere decir que no haya más. No lo sabemos en estos momentos, pero al menos se abre una puerta a la esperanza de que podamos encontrar más cuerpos", señaló.

Para las familias de los desaparecidos, la noticia ha resultado tranquilizadora. Llevan desde el miércoles sin conocer el paradero de los marineros, y su principal anhelo ahora es encontrar los cuerpos. "Lo han recibido como una buena noticia. Eso da idea de lo desesperados que se encuentran", apuntó el alcalde de Barbate, Rafael Quirós.

Con todo, la imprecisión de las imágenes no ha permitido identificar al marinero. Tampoco ha podido ser recuperado su cuerpo. Los equipos buscan la forma de enganchar el barco, que permanece hundido a 131 metros de profundidad, para llevarlo a aguas menos profundas. Para ello se han utilizado hasta el momento tres robots.

El primero ha servido para localizar el cerquero. El segundo, más preciso, para localizar el mejor lugar para enganchar el Nuevo Pepita Aurora. El tercero lanzará un cable para pasarlo por el eje del barco, alrededor de la hélice, y subirlo hasta una profundidad de 30 metros. Una vez alcanzada esa profundidad, el barco será remolcado hacia la costa. Entonces los buzos podrán sumergirse para acceder al interior.

La búsqueda continúa de forma paralela en el mar, con la intervención de equipos marinos y aéreos que rastrean la zona en la que naufragó el pesquero, y en las playas, donde un vehículo recorre la orilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2007