Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los preparativos de las elecciones generales

El PSOE busca el tirón electoral de los ministros de Zapatero

Los socialistas estudian situar a Bernat Soria y Bermejo en las listas

Aprovechar el tirón de los actuales ministros será una de las tácticas del PSOE de cara a la confección de las listas para las próximas generales en marzo de 2008. Los socialistas intentarán que los miembros del Ejecutivo encabecen varias candidaturas clave y sean diputados, además de recuperar a José Bono, momentáneamente retirado de la política tras abandonar el Ministerio de Defensa.

Aunque todavía no toca la elaboración en detalle de las listas electorales, el PSOE ya piensa en los nombres que encabezarán las distintas candidaturas socialistas para las próximas elecciones generales. En función de las caras que pongan en los carteles electorales, los expertos en sondeos son capaces de intuir sus efectos sobre el cómputo global de votos.

El PSOE da por descontado que podrá contar con el ex ministro de Defensa José Bono para encabezar la lista por Toledo y espera que esa apuesta le permita mejorar si cabe los resultados del partido el pasado 14 de marzo de 2004. Antes de asumir un puesto en el Ejecutivo, Bono fue presidente de Castilla-La Mancha desde la constitución de la autonomía. Pero no será la única jugada que intentarán los socialistas para marcar goles.

El partido ofrecerá a todos los ministros un puesto en las listas para ser diputados, aunque ya saben que no todos los ministros aceptarán esa golosa invitación. Uno de los últimos fichajes de Zapatero, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, podría encabezar la lista de Alicante. Pero también podría ir de cabeza de lista por Valencia, en caso de que la idea actual de situar en esa candidatura estratégica a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, no acabara de cuajar.

La competencia en Valencia será dura y el cartel socialista debe contar con nombres muy potentes, porque el PP sopesa situar en su cartel electoral a la actual alcaldesa de la localidad, Rita Barberá, que garantizaría un gran puñado de votos. Barberá es uno de los grandes activos del PP valenciano. Es alcaldesa de la capital desde 1991 y ha ganado las últimas tres veces por mayoría absoluta, incluyendo el pasado 27 de mayo.

En Barcelona, el PSOE espera contar con el tirón electoral de la nueva ministra de Vivienda y hasta el pasado mes de julio vicepresidenta del Congreso, Carme Chacón. La alta abstención en Cataluña fue una de las razones del susto que sufrieron los socialistas en las elecciones municipales y autonómicas del pasado 27 de mayo. Entonces, el PP vendió sin problemas los resultados como una victoria, ya que ganó en votos globales en toda España a pesar de que el PSOE logró arrebatar la presidencia de Baleares, desactivar la mayoría absoluta de la derecha en Navarra y gobernar de nuevo varias capitales de provincia.

La otra gran razón para perder en el cómputo global de votos fue el descalabro del partido en Madrid, donde el PP logró más del 50% de los votos tanto en la Comunidad como en el ayuntamiento. El resultado hizo dimitir de sus responsabilidades a los candidatos socialistas a ambas instituciones. Para las próximas elecciones generales, en la lista al Congreso de los Diputados por Madrid el PSOE está dispuesto a incorporar al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

El ministro y ex fiscal del Tribunal Supremo, que provoca una especial irritación en el PP, está vinculado a la capital desde hace muchos años, ya que fue fiscal Jefe de la región entre 1992 y 2003.

Uno de los valores electorales seguros del Gobierno con los que contará el PSOE es el de Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, que con toda probabilidad repetirá por Cantabria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2007