Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Concha Lagos, poetisa y directora de la revista 'Ágora'

En su casa se reunían intelectuales y literatos en los años 50 y 60

La poetisa Concepción Gutiérrez Torrero (Córdoba, 23 de enero de 1907), más conocida como Concha Lagos, que fue directora de la revista Ágora, falleció ayer a los 100 años en una residencia de ancianos de Las Rozas, Madrid, donde vivió sus últimos 15 años. Concha Lagos publicó en los años cincuenta, en Ágora, a jóvenes escritores de entonces como Umbral, Hierro o Fraile, y organizó tertulias a las que acudían figuras de la generación del 27 como Gerardo Diego. Será enterrada hoy, a las 13.30, en el cementerio de la sacramental de Santa María de Madrid.

Concha Lagos falleció el jueves en Madrid, con un siglo de vida en sus espaldas. Esta literata, cuyo verdadero nombre era Concepción Gutiérrez Torrero, nació en Córdoba el 23 de enero de 1907. Y falleció anteayer al mediodía en la residencia Río Salud de Las Rozas (Madrid), donde vivió sus últimos 15 años. Fue directora de la revista Ágora, y su casa madrileña fue lugar de reunión para intelectuales y literatos durante los años cincuenta y sesenta del siglo pasado.

Lagos pasó su infancia en Córdoba. A los 13 años se marchó con su familia a Madrid. Estudió Filosofía y Letras y Música. Publicó más de 30 libros, en los que hay poesía, relatos, ensayos y obras de teatro. Entre sus maestros literarios, como ella misma reconocía, estaban Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y, principalmente, Luis Cernuda.

Lagos se casó con el arquitecto y diplomático Mariano Lagos, del que cogió el apellido con el que firmaba sus obras literarias. Su marido fue un reconocido fotógrafo que retrató a figuras como Valle-Inclán, Ortega y Gasset, Gómez de la Serna, Cernuda o Jardiel Poncela.

La pareja siempre estuvo rodeada de literatura y de creadores. La poetisa también cordobesa Juana Castro la recordaba ayer en un artículo en Diario Córdoba como una "mantenedora de un salón literario del siglo XVIII, como a madame Recamier o madame Stael".

Y es que por las tertulias literarias que organizaba la pareja en su casa de la Gran Vía madrileña pasaron los más grandes de las letras. Aleixandre, Gerardo Diego y Jorge Guillén, entre otros. Como directora de la revista Ágora también estuvo ligada al grupo cordobés Cántico. Publicó poesías de Ricardo Molina, Pablo García Baena y Juan Bernier. Además, puso en marcha la Colección Ágora de Poesía. "La historia de la poesía española de los cincuenta y sesenta no puede escribirse sin la colección Ágora y sin el mecenazgo de Concha Lagos", afirma Juana Castro.

En 2002, Lagos recibió la medalla de oro de Andalucía. La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, lamentó ayer la muerte de Lagos y destacó "la profunda huella" que ha dejado en la literatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2007