Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cesa el 'número dos' de Vicepresidencia

Losada: "No queremos ni un solo plano del vicepresidente en los telexornais"

El ex 'número dos' de Quintana abrió una crisis con las presiones a periodistas de TVG

El boicot y las presiones de la Vicepresidencia de la Xunta sobre los profesionales de TVG han provocado una grave crisis en el bipartito que Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana intentaron cerrar estos días con declaraciones conciliadoras. El conflicto se originó por la intervención del secretario general de la Vicepresidencia, Antonio Losada, quien en varias llamadas telefónicas conminó a distintos profesionales de TVG a que dejasen de emitir imágenes de los actos públicos del vicepresidente Quintana bajo la amenaza de acudir a los tribunales.

"Pero si tienes silenciado al vicepresidente de la Xunta 40.000 veces en 40.000 actos. Si lo habéis borrado como hacía Stalin, ¿qué me estás contando?"

"¿Qué tenemos que hacer, montar un escándalo público? Pues lo montamos, sin ningún problema. Ya está, no se utiliza la imagen del vicepresidente"

"Que no salga y punto. Lo que hacéis todos los días como buenos lacayos que sois. ¿Qué quieres, que te lo digamos con una orden del juzgado?"

El malestar de Vicepresidencia por la escasa relevancia que, a su juicio, daban los informativos de TVG a los actos públicos de Quintana tomó carácter de problema político durante la reunión del primer Consello de la Xunta después de las vacaciones. Según distintas fuentes consultadas, ese día, el pasado 30 de agosto, Quintana y Touriño se reprocharon mutuamente, en tono crispado y delante de todos los conselleiros, la utilización de los medios públicos con fines partidistas.

Las quejas del vicepresidente contra TVG fueron replicadas por el jefe del Ejecutivo con el contenido de los informativos de la Radio Galega. Touriño llegó a plantearle a Quintana si necesitaba que le presentase transcripciones de algunos contenidos informativos emitidos por la radio autonómica.

Días antes, el secretario de Relacións Institucionais, Antonio Losada, había iniciado su ofensiva contra profesionales de la televisión autonómica para impedir su presencia en actos públicos de Vicepresidencia. Las convocatorias para comparecencias públicas de Quintana dejaron de ser enviadas a la televisión pública y cargos de la Vicepresidencia llegaron a recomendar al cámara y periodista enviados que era mejor que abandonaran el acto. Durante unos días, TVG suspendió la cobertura de actos de Quintana, reanudada el pasado miércoles.

A continuación se reproduce un extracto de una de las sucesivas llamadas telefónicas que hizo Losada entre el 17 y el 19 de agosto a profesionales y responsables de la redacción de TVG. Del texto se han suprimido las expresiones malsonantes que salpican la lista de quejas planteadas por el entonces secretario general y de Relacións Institucionais de la Vicepresidencia.

"Soy Antón Losada. Mira, me acaban de informar de que salió hoy el vicepresidente en el Telexornal..."

Periodista. Sí, salió en el último plano del vídeo.

Antonio Losada. Me parece que fui claro y taxativo. No estáis autorizados a utilizar la imagen del vicepresidente de la Xunta.

P. Era un acto público. Metimos la entrega de premios y él estaba allí.

A.L. ¿Y qué? Pero si tienes silenciado al vicepresidente de la Xunta 40.000 veces en 40.000 actos, ¿qué me estás contando? Pero si lo habéis silenciado, lo habéis ocultado; si lo habéis borrado como hacía Stalin, pero ¿qué me estás contando ahora? Vamos a saltarnos estos trámites e ir directamente al grano. El vicepresidente de la Xunta no sale en los telexornais, ¿cómo os lo tenemos que explicar? ¿qué tenemos, que ir al juzgado y pedir una orden o algo? (...) La imagen del vicepresidente es la imagen del vicepresidente. Lo que acabáis de hacer roza peligrosamente el Código Penal. Porque estás utilizando la imagen de un ciudadano sin su consentimiento. De momento, ser cargo público no te hace renunciar a ninguno de estos derechos. El día que lo puedan decidir los telexornais de la TVG igual sí, pero de momento no. (...) Por lo visto no lo entendéis. ¿Qué tenemos que hacer, montar un escándalo público? Pues lo montamos, sin ningún problema. Ya está, no se utiliza la imagen del vicepresidente. Pero si os estamos facilitando el trabajo: más tiempo para que salga Touriño. Y además os ahorramos estos rollos que os montáis (...) vamos a ver cómo metemos al vicepresidente sin que se le vea mucho. ¿Estáis de coña, con quién creéis que estáis hablando? Yo soy el secretario xeral de la Vicepresidencia de la Xunta. Si yo digo que el vicepresidente no sale es que no sale. Y puedes llamar a quien te salga de las narices.

P. Como usted comprenderá, debo acatar órdenes de mis superiores.

A.L. Perdona, tú tienes que acatar a los ciudadanos que te dicen que no quieren salir en la mierda de informativos que haces. (...) Si te digo que no quiero salir es que no salgo, y no tienes que llamar a nadie porque yo soy tu superior en esto, porque soy un ciudadano que no quiere salir en este informativo.

P. Bueno, ésa es una opinión, pero yo considero que no es así.

A.L. Perdona, ¿quién es el dueño de mi imagen, Roberto Cid [jefe de informativos de la TVG] o eres tú?

P. No, por supuesto que no.

A.L. ¿Qué quieres, que prohibamos la entrada de la TVG en los actos? La prohibimos, no tenemos ningún problema.

P. A ver, ustedes han enviado una convocatoria.

A.L. No, perdona ésa es una convocatoria que se os envió por error. Y ya se os aclaró. Ni esto sois capaces de entender. Pero si lo estáis haciendo todos los días, pero si quitáis al vicepresidente todos los días del Telexornal. (...) ¿Cuál es vuestro problema, que os quedáis sin coartada? Bueno, pues amigo, a dar la cara. (...) Que no salga y punto. Lo que hacéis siempre, todos los días, como buenos lacayos que sois, pero ahora con nuestra bendición. ¡Cómo para celebrarlo! (...) ¿Qué quieres, que te lo digamos con una orden del juzgado?

P. No.

A.L. Pues mañana voy al juzgado y ya está.

P. Evidentemente, eso ya supera mis competencias. (...)

A.L. Que no vuelva a pasar, ya está, es lo único que pido. No queremos ni un sólo plano de Quintana. Ni de Quintana ni de nadie de la Vicepresidencia. Ya está y es así de fácil de entender. ¿Vale?

P. De acuerdo.

A.L. Gracias.

P. A usted. Hasta luego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2007