Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NUESTRA

Solbes y la serpiente albina

Ayer eran noticia de primera página unas declaraciones del ministro Solbes hechas el miércoles por la mañana en el programa de la SER Hoy por hoy que ponían en cuestión la conveniencia de la prometida ley andaluza de acceso a la vivienda. Sorprendentemente, y cuando esas declaraciones eran ya el centro de una polémica nacional, el noticiario de mediodía del miércoles de Canal Sur silenció, omitió o censuró esa parte de las mismas, limitándose a reproducir lo que Solbes había dicho sobre la situación económica mundial y europea en general; sí reprodujo las palabras, más que entusiastas con la iniciativa de la Junta, de la ministra Chacón. La fechoría no acaba ahí. En la página web de Canal Sur, en la sección de informativos, a las once de la noche del miércoles continuaban la omisión y la censura: al ministro Solbes ni siquiera se le mencionaba. Había un titular patriótico: "Andalucía marca el debate político nacional con su iniciativa sobre vivienda", acompañado de declaraciones de Valderas (a favor de la iniciativa) y Zarrías (que también, claro). Sólo en el noticiario de la noche hubo una alusión indirecta a los reparos de Solbes en unas declaraciones del presidente Chaves, que intentaba apagar el fuego de una contradicción evidente. Más aún: el jueves a mediodía, en la web de Canal Sur se mantiene la información del día anterior y se sigue silenciando, omitiendo o censurando al ministro Solbes.

Cuidado con el juego sucio. Yo no estoy defendiendo las tesis del ministro Solbes. Estoy denunciando que en la radiotelevisión pública andaluza funcionan mecanismos de manipulación de la información tan burdos como el de amputar del conjunto de unas declaraciones aquello que puede contrariar el gusto y / o los intereses de quien a fin de cuentas sigue siendo el amo de la casa. Al frente de Canal Sur tiene que haber gente que da estas órdenes propias de los viejos tiempos y profesionales con nombre y apellido que las cumplen sin pestañear. Todos ellos son responsables de una notable falta de ética profesional, y el jefe de todos, el ínclito Camacho, podría aprovechar la rueda de prensa de presentación de la "nueva" programación (que debe estar al caer) para dar cuenta de las medidas que ha tomado para evitar que estos episodios (propios, como ya he dicho, de los viejos tiempos) vuelvan a repetirse.

Y en esas estamos, o seguimos. Dos informaciones de Canal Sur que les cuento por si se les han escapado y andan por la vida ignorándolas. Primera: según uno de los presentadores de Contraportada, el color del uniforme de la infanta Leonor no es "azul celeste", sino "azul inmaculadocongresista" (lo juro). Segunda: en el Parque de las Ciencias de Granada -que nunca nos falte- han nacido 16 crías de una serpiente de cascabel albina. Las dos perlas son del mismo día que Canal Sur no contó lo que Solbes había dicho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2007