Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un bolso de 40.000 euros

Louis Vuitton lanza 24 unidades del 'Tribute Patchwork'. Cinco personas ya lo tienen

El lujo se ha democratizado. Los ricos de hoy no son tan diferentes del ciudadano corriente como lo eran en los tiempos de F. Scott Fitzgerald. Por tanto, ante la posibilidad de que haya un chanel en cada armario, los archimillonarios necesitan diferenciarse.

Ésa debió ser la imperiosa necesidad que sintió una mujer de la capital de EE UU. En los ambientes más frívolos y elitistas no se habla de otra cosa. Es la nueva sensación. La gente espera poder verla bajar de algún coche con chófer o salir de alguna de las tiendas caras del barrio de Georgetown o la Quinta Avenida washingtoniana localizada en Chevy Chase. No. No se trata de la primera dama, Laura Bush. La gente no busca a una actriz de Hollywood o a una cantante. La más buscada es "la señora del bolso".

Ha sido protagonista hasta de un editorial del decano de la prensa política americana, el Washington Post, que decía esta semana: "En algún lugar de Washington hay una señora cuyo mal gusto sólo es superado por los dígitos de su cuenta corriente". Esta desconocida señora ha sido una de las cinco mujeres en EE UU (19 en el resto del amplio mundo, ya que LV sólo ha fabricado 24) en agenciarse el exclusivísimo bolso Tribute Patchwork. Cinco personas que han pagado 52.000 dólares (unos 40.000 euros) por él. Una de ellas es la cantante Beyoncé. El resto se lo ha callado. ¿Tal vez por miedo al clásico tirón?

Hubo que ponerse en lista de espera hace meses, y las tiendas de Louis Vuitton en Nueva York, Las Vegas, Los Ángeles y Chevy Chase (Washington) recibieron pedidos. Los bolsos llegaron en unas cajas de plexiglás en julio, con el tesoro listo para usar.

Washington es la capital de la política, donde miles y miles de expertos trabajan en ONG y universidades, en materias tan diferentes como la guerra de Irak, el terrorismo internacional o, ¿simplemente?, el hambre en el mundo. Es por eso por lo que el bolso ha creado tanto revuelo. Según el Post, "no es más que un horrendo mosaico de 14 bolsos reciclados de Louis Vuitton". Es, según la prensa, "lo que llevaría Frankenstein si llevara bolso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2007