Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
IFA 2007

La industria electrónica sostiene que la mujer decide las compras familiares

El marco del televisor plano adelgaza a menos de dos centímetros -La ubicación de los altavoces permite aparatos más estrechosVarias marcas abren fábricas en países del Este para atender la demanda europea

Acudir al diseño para frenar la bajada de precios puede resultar inútil si todas las marcas acuden a la misma estrategia, con lo que la erosión de precios proseguirá, sólo que con productos más bonitos y con mayores prestaciones.

"El diseño gana terreno frente a las prestaciones", dijo Rudy Provost, responsable de la división de consumo de Philips. Para Provost, "el lenguaje visual ha pasado de ser una caja tecnológica muy masculina a tener un enfoque más suave y femenino, integrado en el entorno del hogar". El presidente ejecutivo de LG en Europa, James Kim, destacó la gran importancia que tiene el diseño y el concepto WAF, que considera clave y que responde a las siglas de Women Accept Factor o "factor de aceptación de la mujer". "Los hombres ya no toman todas las decisiones de compra de bienes de consumo y WAF permite complacer a hombres y mujeres", aseguró. "Después del tamaño, el principal factor de decisión de compra de un televisor plano es el diseño", dijo el responsable europeo de Toshiba.

Tecnología más sofisticada

De todas formas, aunque se haga énfasis en el diseño, los nuevos modelos expuestos en la feria son tecnológicamente muy superiores a los de hace un año. Las pantallas de alta definición real, de 1.080 líneas progresivas o Full HD, dominan en las referencias de gama media y alta, tanto en la tecnología LCD como en la de plasma, pese a que sus ventas sean por ahora muy minoritarias, el 5% del total. La tecnología de doble barrido de la imagen, a 100 hercios, que era común en los televisores de tubo, también se aplica ahora a los televisores planos porque las imágenes son más nítidas, independientemente de que las pantallas sean Full HD o simplemente HD Ready.

El marco que envuelve a la pantalla ha pasado a ser mucho más fino, de hasta dos centímetros en algunos casos frente a los cinco de ahora, con lo cual se puede poner un televisor con pantalla más grande en la misma sala de estar, como uno de 40 pulgadas donde antes cabía uno de 37 pulgadas. Los altavoces de los televisores están repartidos por la parte inferior y trasera del marco, que hace que apenas se vean y el conjunto resultante sea más atractivo, estrecho y liviano.

Del sintonizador ya no se habla porque se entiende que tanto el analógico como el digital están integrados en todos los modelos. El marco con lacado negro predomina, aunque se ensayan otras opciones, como el acabado en aluminio mate o en espejo.

Aparte del marco más delgado, el espesor o profundidad del panel también se ha reducido. Sharp demostró que el televisor plano como un cuadro no es un sueño. La empresa japonesa expuso por primera vez un prototipo de televisor LCD de dos centímetros de espesor, con una pantalla de 52 pulgadas y una relación de contraste nativo, medido en la misma imagen, de 100.000 a uno. Sharp anunció, además, que en noviembre construirá una fábrica de paneles LCD de décima generación y prevé que esté terminada en marzo de 2010. Estos paneles serán el 60% más grandes que los de octava generación, que Sharp fabrica desde febrero en la planta considerada como la más avanzada del mundo.

Samsung también dio muestras de su supremacía tecnológica. Este otoño venderá un televisor LCD con iluminación trasera mediante LED (diodos de luz), en vez de los tubos fluorescentes que llevan los otros televisores LCD. Con ello se logra aumentar o reducir el contraste en distintas partes del panel, dependiendo de la imagen en cada zona, con el resultado de que se ve mejor la imagen, y baja el consumo de energía. Pese a que Samsung ha ampliado la gama de televisores LCD, presentó televisores de plasma Full HD, porque considera que ambas tecnologías tienen su público en los tamaños grandes. LG sigue la misma estrategia.

La empresa que más sigue apostando por la tecnología de plasma es Panasonic. En la feria enseñó una gama de televisores de plasma Full HD, desde 42 hasta 65 pulgadas.

Hasta las 80 pulgadas

Pioneer, por su parte, ha desarrollado un panel de plasma capaz de mostrar un color negro muy intenso, superior al que se logra con la tecnología LCD. Hitachi, igualmente, ofrecerá televisores de plasma Full HD. Los restantes fabricantes, como Sony, Philips y Toshiba, se centran únicamente en la tecnología LCD,

Para abastecer el mercado europeo, muchas de las empresas japonesas han abierto plantas de ensamblaje en Europa del Este.

Sharp acaba de inaugurar una fábrica en Polonia, que complementará la que tiene en los alrededores de Barcelona, y el pasado julio Panasonic abrió una segunda factoría en la República Checa, con capacidad para montar dos millones de televisores anuales a partir de diciembre. LG ha ampliado recientemente la capacidad de su fábrica en Polonia.

La tecnología de pantallas planas OLED, que teóricamente debe desplazar tanto a la de plasma como a la LCD por su mayor contraste y bajo consumo, estuvo totalmente ausente de la IFA, lo que indica que su desarrollo comercial está aún lejano.

Los proyectores de alta definición, en cambio, estaban muy presentes en la feria, para el público que quiere ver cine en su casa en pantallas muy grandes, de dos metros o más de ancho, a precio razonable. Los televisores planos de 65 hasta 80 pulgadas, tanto de plasma como LCD, se podrán encontrar sin problemas en las tiendas, aunque su precio será muy elevado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007

Más información