Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gorrones y mafias universitarias

Salta de nuevo a la palestra el tema del "gorroneo" en la Universidad, y aunque ha sido un tema que me ha preocupado desde que inicié mi carrera académica, ya que nunca fui amiga de convertirme en "súbdito" de nadie, ahora me incomoda la ligereza y la falta de análisis con la que se aborda. El tema no es sólo que haya gorrones, el problema principal desde mi punto de vista es que en ciertos sectores de la Universidad española se priman cosas distintas de la calidad docente y/o investigadora.

Las corrientes de poder o mafias universitarias son las que influyen de forma más decisiva en la productividad de un profesor. Si eres afín a la corriente y de alguna forma útil a la misma, tienes ventajas importantes que pueden hacer que tu carrera académica brille en cierta forma (más por la acumulación de cargos de gestión que por la calidad de tu docencia o tu investigación). Pero si no lo eres, te conviertes no más que en mano de obra que se carga de horas docentes que difícilmente pueden ser de calidad. Y un profesor universitario cargado de docencia no puede dedicarse a la investigación.

En mi caso, imparto un total de cuatro asignaturas en tres titulaciones distintas, además de dirigir un proyecto de investigación. No me digan que estoy gorroneando, ya que salgo más que rentable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 2007