Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria sugiere trasladar a una zona deshabitada la instalación terrestre de gas de Vinaròs

El conflicto de Alcanar trasciende. Las movilizaciones de la población costera y las de la vecina Vinaròs han llegado al Ministerio de Industria y a la Comisión Europea. El ministerio ha empezado a analizar otras soluciones posibles. La Comisión Europea, en cambio, ha expresado su preocupación por el rechazo popular. En Alemania, recuerdan desde Bruselas, hay 42 depósitos de gas. En España hay tres: uno frente a Bilbao, uno en Huesca y otro en Guadalajara. Se puede hablar de mover la instalación terrestre, pero la ubicación del depósito submarino no es cuestionable, sostiene la comisión.

La parte terrestre es, precisamente, la más problemática. Y es también en su solución en lo que trabaja el Ministerio de Industria, cuyo titular es Joan Clos, que abrirá conversaciones con el consistorio de Alcanar. La solución que sugerirá el ministerio es el traslado de las instalaciones de tierra, las más aparatosas, al interior de la provincia de Castellón, en una zona casi deshabitada, según fuentes del propio ministerio.

La empresa que obtendría la concesión de la instalación había elaborado ya diversas hipótesis de ubicación de las instalaciones terrestres. Situarlas en la misma costa era la solución más barata, pero es posible también instalar conducciones hacia el interior. Asimismo, es modificable la altura de las torres previstas (ahora, una de 60 metros y otras dos de 50 metros cada una de ellas), de modo que sean más bajas y tengan menor impacto visual.

Lo que no parece ofrecer dudas es que el proyecto no tendrá la oposición frontal del Gobierno valenciano, pese a que el PP de Cataluña sí lo rechaza de plano. Al menos así lo manifiestan las palabras del dirigente popular Alberto Fernández.

El senador de CiU por Tarragona, Lluís Badía, también arremetió ayer contra la tramitación del depósito de gas y la planta de transformación de Vinaròs, y anunció que su grupo en la Cámara alta presentará cinco preguntas al Gobierno con el objetivo de conocer al detalle el proyecto, y solicitará la comparecencia de Clos, en el Senado de forma "urgente", informa Oriol Aymí. Ayer también, el Consejo Comarcal del Montsià aprobó por unanimidad una moción de adhesión a las alegaciones que presentó el lunes el Ayuntamiento de Alcanar, cuyo alcalde es Alfons Montserrat. El Ayuntamiento de Vinaròs, por su parte, también expresó ayer, por unanimidad, su rechazo a la instalación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de agosto de 2007