Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | LUCÍA JIMÉNEZ- ACTRIZ | PROPUESTAS

Una fiesta refrescante

La actriz segoviana estrena esta semana la película El club de los suicidas. En 1998 rodó en Perú No se lo digas a nadie y se enamoró del país.

¿Regresó después?

Sí, un año después volví con una amiga y viajamos por todo Perú. Lo que más me impresionó es Machu Picchu.

¿Qué recuerdos guarda?

En el tren conocimos a un niño, Gerardo, que se ganaba la vida recitando poesías a una velocidad de vértigo. Le preguntamos si conocía Machu Picchu y nos dijo que nunca había estado, pero que le encantaría. Así que nos lo llevamos y se quedó anonadado cuando llegamos.

No es para menos.

Sí, nada se compara a descubrir ese lugar en medio de esa imensidad salvaje de selva y montaña. Vale la pena subir a la montaña cercana de Huayna Picchu, desde donde se domina todo. Además están las ruinas del Templo de la Luna, aunque hay que tener cuidado con los precipicios.

¿Qué otros lugares visitó?

El lago Titicaca, que es fascinante. No hay que dejar de ir a las islas flotantes de los Uros, fabricadas con totora. En la ciudad de Puno, a orillas del lago, nos divertimos mucho porque nos tocó una fiesta popular donde la gente se tira cubos de agua a lo bestia.

¿Y fueron a alguna playa?

Pasamos unos días en Máncora, una villa de pescadores al norte de Perú, muy popular para hacer surf. Tiene mucho encanto y puedes dormir frente al mar en unas cabañitas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de agosto de 2007