Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicante registra la lluvia más abundante de los últimos diez años

La presencia de aire frío en las capas altas de la atmósfera está provocando inestabilidad atmosférica en el sureste peninsular y en las Islas Baleares. Un frente de tormentas barrió ayer de madrugada esta zona, en la que se recogieron una media de entre 20 y 30 litros de agua por metro cuadrado. Se trata, según el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, de los chubascos de agosto más cuantiosos de la última década.

La ciudad de Alicante registró en la madrugada de ayer precipitaciones que dejaron hasta los 22 litros por metro cuadrado de agua. El catedrático de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante Jorge Olcina explicó que el chaparrón se produjo entre las 3.00 y 8.00 horas y es el más abundante en la ciudad durante un agosto desde los 36 litros recogidos el 25 del mismo mes de 1997.

Olcina explicó que desde el punto de vista climatológico se trata de una situación "muy interesante" ya que una vaguada de aire polar en las capas altas ha generado inestabilidad en todo el sureste peninsular y las islas Baleares. Estas lluvias se producen en un verano "fresco e inestable" en el que el anticiclón de las Azores está "bastante debilitado" y permite la entrada de masas de aire frío del Atlántico hacia Europa Occidental, incluida la Península Ibérica. Olcina recordó que salvo algunos días sueltos en julio y a comienzos de agosto, en los que hubo temperaturas altas, el resto del verano transcurre "por unos parámetros térmicos muy suaves, sin grandes calores".

La Confederación Hidrográfica del Segura difundió una nota con el valor de las precipitaciones recogidas en las últimas horas. En la provincia de Alicante destacan los 31,7 litros de agua por metro cuadrado que cayeron en Jacarilla. En el resto de la Cuenca del Segura la media de precipitación se sitúa en los 13 litros en una sola noche.

14 litros en 20 minutos

La ciudad de Valencia registró hasta 14 litros de lluvia por metro cuadrado en un corto periodo de 20 minutos, chubasco que continuó de forma no continua desde las 23.00 horas del martes hasta la madrugada de ayer, según informó el Centro Meteorológico. Las precipitaciones dejaron cerca de 19 litros por metro cuadrado en la Font de la Figuera y Montaverner, en la provincia de Valencia, y de 18 litros en la Vall de Laguart, en Alicante. Las lluvias provocaron un descenso de las temperaturas de dos y tres grados centígrados en las tres provincias de la Comunidad Valenciana, a excepción de algunos puntos en los que apenas subieron. Por capitales, la ciudad de Alicante registró una temperatura mínima de 16,5 grados y la de Valencia 17,8 grados, mientras que la de Castellón fue de 18,8 grados centígrados.

La Consejería de Gobernación retiró ayer la preemergencia por lluvias intensas decretada para el litoral de Valencia y de Alicante en la noche del martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de agosto de 2007