Muere una mujer apuñalada por su ex pareja en el paseo marítimo de Gandía

El supuesto agresor tenía una orden de alejamiento desde el pasado mes de julio

Una mujer de nacionalidad rumana de 20 años murió ayer después de que su ex pareja la apuñalara en repetidas ocasiones. Sobre el agresor, de 22 años y de la misma nacionalidad, se había dictado una orden de alejamiento por malos tratos. La tragedia se produjo el domingo por la tarde en presencia del hijo de ambos, un niño de tres años, en el paseo marítimo de Gandía, muy transitado a esa hora, lo que facilitó las labores de la policía para detener al agresor. En torno a cien personas se concentraron a mediodía frente al Ayuntamiento para condenar el asesinato.

La víctima se encontraba en la tienda CocoShop del Paseo Marítimo Neptuno, donde trabajaba como dependienta, cuando el domingo por la tarde la sorprendió su ex pareja sentimental con un arma blanca. Antes de agredirla, sacó del local al hijo de ambos agarrándolo "de los pelos", según una familia que presenció la tragedia. Después, apuñaló por la espalda a un amigo de la víctima de 20 años y nacionalidad ecuatoriana, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía. "Le persiguió, saltando por encima de los coches. Fue de película", explica un joven.

Por último, se ensañó con su ex pareja, apuñalándola en más de diez ocasiones en el cuello, el tórax y las nalgas. La mujer se agarró a una barandilla del exterior del local, pero, al momento, se desplomó. "La pobre salió moribunda y desfalleció en seguida", lamenta una vecina. El agresor se fue "tranquilamente" por el paseo marítimo, pero la Policía lo detuvo minutos después, con el arma todavía en la mano, con ayuda de la la colaboración ciudadana. El supuesto autor del delito se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial.

Mientras que llegaba la ambulancia, la víctima se desangraba. "Estaba bañada en sangre. Era morena, pero su pelo estaba teñido de rojo, igual que su ropa", explica una residente de la zona. Decenas de personas presenciaron la tragedia hasta que la víctima fue trasladada al Hospital Francesc de Borja de Gandía y, posteriormente, al Hospital Clínico de Valencia, donde falleció finalmente a las dos de la madrugada. Su amigoestá en reanimación en el Hospital La Fe de Valencia.

La pareja residía en Gandía desde hace menos de cinco meses y no estaba empadronada, según explicó ayer la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, Liduvina Gil. El presunto agresor tenía una orden de alejamiento en vigor que no le permitía acercarse a ella a menos de 300 metros. Se dictó contra él después de que la víctima lo denunciara el pasado mes de julio por malos tratos. A pesar de ello, los vecinos les habían visto discutir la semana pasada a la salida de la tienda. "Él estaba muy agresivo y ella aguantaba callada", apuntaron recelosos estos residentes de un apartamento contiguo.

La Generalitat valenciana ha asumido la custodia del menor, cuyo carricoche permanecía por la tarde en el local. El consistorio congregó a un centenar de personas como protesta por la tragedia. El manifiesto leído condenó la agresión y aseguró que "la violencia de género debe ser "denunciada, castigada y prevenida" por la ley.

LA CARA MORTAL DEL MACHISMO

El número de víctimas de violencia de género se eleva a 55 en lo que va de 2007. Algunos casos se siguen investigando.

La mayoría de las mujeres (31) muertas eran españolas.

Siete de las asesinadas tenían menos de 25 años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS