Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rayo que mató a una mujer en Castelldefels fue atraído por el móvil

Dos días después de la muerte de la mujer de 45 años de nacionalidad portuguesa que fue alcanzada por un rayo en el cámping Estrella de Mar de Castelldefels (Baix Llobregat), la hipótesis de que la víctima recibió la descarga eléctrica a través de su teléfono móvil sigue siendo la más verosímil, según fuentes oficiales.

Bernat Miró, ingeniero técnico de telecomunicaciones, explicó ayer: "Un rayo busca llegar hasta la tierra, y para ello necesita encontrar en su camino un cuerpo conductor. La antena del móvil podría haber sido este conductor". Sergio Ruiz, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña, dijo: "Un móvil tiene piezas de metal: la antena, que en los últimos modelos está en el interior de la carcasa, o la batería". Ruiz afirmó que cualquier pieza de metal podría funcionar como un conductor, "pero estamos hablando de un teléfono móvil como podríamos estar hablando de una cazuela de metal o de unas monedas".

Lo que no extraña a los expertos es el hecho de que la tienda de campaña permaneciera intacta. La explicación se halla en el tejido con el que suelen estar fabricadas estas tiendas. Los materiales sintéticos utilizados, como el plástico, son cuerpos aislantes y funcionan justo al revés que los cuerpos conductores. Ruiz aclara que las tiendas están hechas de un material aislante, "pero que no protege a las personas que están en ellas; para ello deberían estar cerradas herméticamente y no contar en su estructura con ningún elemento metálico".

Ruiz añadió que lo habitual en este tipo de accidentes es que hubiera fallado la toma de tierra de uno de los tres pararrayos del cámping. La toma de tierra es un cable eléctrico que canaliza la descarga eléctrica y la libera a unos 15 metros de profundidad. Cuando la toma de tierra falla, la descarga eléctrica liberada por el rayo, "de 100.000 o 200.000 voltios en fracciones de segundo" se esparce por la superficie y puede alcanzar a las personas que se encuentren en un radio próximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 2007