Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional francés desautoriza una de las reformas de Sarkozy

Declarada ilegal la desgravación con efectos retroactivos de los intereses hipotecarios

El Consejo Constitucional francés ha desautorizado una de las medidas estrella del programa electoral de Nicolas Sarkozy, la desgravación retroactiva en la declaración de la renta de los intereses de los préstamos inmobiliarios. Sarkozy prometió que esa desgravación sería válida no sólo para los préstamos que se pidiesen ahora, sino también para los obtenidos durante los cinco últimos años, una opción personal del nuevo presidente y que iba en contra de la opinión del ministro del Presupuesto, Eric Woerth.

Ahora, el Constitucional estima que el efecto retroactivo -del que se beneficiaban cerca de tres millones de hogares- es ilegal, pues no hay razón alguna por la que deba ser efectiva sólo durante cinco años y no seis, siete o 12. "Es un caso evidente de ruptura de la igualdad entre los contribuyentes", dice el dictamen, que, además, precisa que "ese trato desfavorable para los otros contribuyentes no queda justificado porque sirva para una redistribución del poder adquisitivo entre todos los franceses".

El presidente del Constitucional es Jean-Louis Debré, antiguo ministro del Interior y ex presidente de la Asamblea Nacional, amigo personal de Jacques Chirac y antisarkozysta notorio. Para Sarkozy la decisión supone un revés importante porque ésa era su iniciativa mejor acogida: un 87% de los franceses era favorable. El primer ministro, François Fillon, no quiere admitir la derrota legal y ha dicho que "el Gobierno propondrá en los próximos días un nuevo dispositivo que permita a los franceses que ya habían suscrito un préstamo ser beneficiarios, también, de las medidas gubernamentales a favor del acceso a la propiedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 2007