Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FORMACIÓN Y EMPLEO

Los contratos retornan a las telecos

Tras un lustro de incertidumbre, al sector de telecomunicaciones e informática le preocupa ahora la falta de personal

A lo largo del último lustro el sector de telecomunicaciones e informática (TIC) ha transmitido un mensaje: los titulados debían aprender a montar y gestionar sus propias empresas. El problema era una oferta de empleo insuficiente para dar trabajo a todos los profesionales cualificados. Ahora las tornas han cambiado. El sector superó en 2006 por vez primera los 100.000 empleos en España y vuelven a escasear especialistas.

El sector español de las TIC creció un 7,8% en 2006, con una facturación de 16.716 millones de euros y con 103.884 empleados

"Empezamos a preocuparnos otra vez por la falta de personal a todos los niveles, no sólo de titulados sino también de quienes proceden de la formación profesional, un ramo muy importante que a veces se olvida". Juan Gascón, director de la Fundación Tecnologías de la Información de AETIC, patronal del sector de telecomunicaciones, informática y electrónica de consumo, ha cambiado la proclama que en los últimos veranos solía lanzar como portavoz del ramo. En el último lustro, la AETIC ha promovido iniciativas encaminadas a que los profesionales cualificados pudieran organizarse por su cuenta como emprendedores o autónomos, ante la imposibilidad de que todos accedieran al mercado de trabajo correspondiente a su especialidad. Ahora, y también ante el futuro, el problema es que España no produce suficientes expertos para cubrir la demanda laboral del sector.

"Como ya pasó en 1998, en la época de euforia previa al estallido de la burbuja tecnológica, volvemos a necesitar la reconversión de personas procedentes de otras titulaciones, algo que, tras un periodo de formación intensiva, les permite incorporarse a nuestro circuito en condiciones". Juan Gascón se refiere sobre todo a ingenieros de otras ramas, a geólogos y en general a quienes han realizado otro tipo de carreras tecnológicas o científicas. Pero la sorpresa salta cuando explica que "se está dando incluso la reconversión de filósofos para su ingreso en el sector de nuevas tecnologías, sobre todo aquellos que son más avezados en lógica y en filosofía de la ciencia, lo que les permite funcionar bien en áreas como la programación informática".

Para ayudar a esta reconversión, la AETIC ha formado en los últimos meses a 750 personas a través de un convenio de colaboración con los Servicios Públicos de Empleo (el antiguo Inem). Todas ellas han recibido 300 horas lectivas, de las que la mitad han sido prácticas en empresas del ramo, muchas de las cuales contrataron luego a quienes habían contribuido a formar.

Aunque la pérdida de empleo en el sector comenzó a romperse tímidamente hace ya tres años, sólo ahora empieza a hablarse con certidumbre de "robustez y consolidación", tal y como se recoge en el informe Las tecnologías de la información en España, 2006, elaborado por la AETIC. Según sus datos, el sector de telecomunicaciones y tecnologías de la información creció un 7,8% en 2006, hasta alcanzar una facturación de 16.716 millones de euros. Estas cifras dieron lugar a que se cerrase el año con 103.884 empleados, es decir, por vez primera se superaron los 100.000 puestos de trabajo en el ramo en España.

Durante 2006, el total de altas fue de 9.729 personas, un 9,9% de incremento respecto al año previo, lo que, según el estudio, "se va aproximando a los valores récord alcanzados en 1999 y 2000, en los que el número de altas llegó a las 13.000". Dado que el número de bajas fue de 2.842 trabajadores, el resultado en 2006 fue la creación de 6.887 empleos netos, de los que el 76,2% fueron fijos.

Por primera vez en los últimos años, el gasto medio de las empresas en personal aumentó más que la inflación en 2006, con un incremento del 4,9%. Según el informe, esta circunstancia se debe a que los puestos de nueva creación "han ido asociados a niveles de remuneración relativamente elevados", mientras que las bajas se han debido a "una creciente tasa de rotación, que tiende a generar procesos inflacionarios en la partida de gastos de personal".

Expectativas para 2007

"Las expectativas de contratación para lo que queda de 2007 son muy buenas", pronostica Juan Gascón, quien se muestra convencido de que a final de año las cifras de empleo superarán a las de 2006. Tecnologías de la información es el área que más crece. Los puestos con más demanda son los de técnicos de redes, programadores y administradores de sistemas, por este orden. Los más difíciles de cubrir son los relacionados con la gestión de proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i).

"Todos los alumnos que salen de las escuelas y universidades son contratados, con tanta rapidez que ya prácticamente nadie tiene tiempo de hacer proyecto de fin de carrera", apunta Juan Gascón, aunque lamenta que todavía no remonte el número de los que se matriculan en estas especialidades. "Tras la crisis de la burbuja tecnológica, hubo gente que pensó que el sector estaba cambiando a peor y ya no ofrecía las perspectivas de antaño", argumenta Gascón. "Sin embargo, ahora tenemos la ventaja de que el escenario es muy estable", concluye el directivo de AETIC, "debido a que las empresas se han volcado hacia el mercado de usuarios y las administraciones públicas también están contratando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 2007