Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Danzas orientales y castizas

La Embajada de India celebra los 60 años de la independencia con un acto de fusión cultural

Una bailarina con un sari adornado y el pelo recogido, y otra con una peineta en la cabeza. Era a veces bharatnatyam, baile clásico del sur de la India, y a veces flamenco. Sus vestimentas, un híbrido entre la seda típica de los trajes de la India con el cabello agarrado en una moña de flamenco. En total, una fusión, para expresar la unión de las dos culturas y celebrar el 60 aniversario de la independencia de India.

Más de 2.000 personas, según representantes de la Embajada del país asiático, presenciaron el espectáculo en la plaza Mayor. El evento fue organizado por la misma Embajada, para celebrar el aniversario de la independencia de los británicos en 1947. "Nunca había visto tanta gente aquí", dijo una representante diplomática, que también vestía el traje típico, el sari, como todos los otros empleados. "Estamos muy contentos con el resultado".

Las bailarinas lucían saris y peinetas ante 2.000 personas en la plaza Mayor

La presentación incluyó distintos bailes de la India, como la muestra del baile contemporáneo español y flamenco, la fusión entre los dos, kathak y el bhangra, baile y también un espectáculo basado en las coreografías de las películas de Bollywood, que añadieron un toque moderno a la presentación.

"A mí, la verdad, me aburre esto tan tradicional", dijo Divya, una joven de 15 años nacida en Bombay pero que creció en Madrid, mientras veía los primeros bailes, que eran folclóricos. "La verdad, estamos esperando los bailes más modernos", dijo señalando a sus dos amigas, que igualaban su edad.

Éste es el tercer año consecutivo en que la Embajada india organiza actos en Madrid para conmemorar el día nacional de su país. Por la gran afluencia de público el año pasado, también de más de 2.000 personas, el Ayuntamiento de Madrid propuso incluirla como parte del programa de promoción turística de los Veranos de la Villa.

Según la Embajada, el objetivo de estos actos es compartir la "alegría y festividad" entre los ciudadanos indios y españoles: "Se han cumplido más de cincuenta años de relaciones diplomáticas entre España e India", añadió la misma representante.

Entre los asistentes se veía a gente de todas las nacionalidades, aunque la mayoría eran españoles. "Me encanta", dijo Consuelo, de 65 años. "Es tan distinto". Valerio, un turista de Italia, acababa de llegar a Madrid, directamente a la plaza, todavía con su mochila en la espalda.

"No sabía que esto iba a estar pasando", dijo en un inglés entrecortado, mientras sacaba su cámara y ajustaba la lente. "No me esperaba una fiesta de la India en Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 2007