Crónica:Fútbol | InternacionalCrónica
i

Clase y velocidad sin puntería

Fernando Torres muestra sus posibilidades en su victorioso debut en el Liverpool, pero no acierta en el remate

El debut de Fernando Torres en la Premier League se saldó con una victoria de su equipo, el Liverpool; una confirmación y un problema por resolver. El fichaje más caro (36,5 millones de euros) del fútbol europeo esta temporada, el jugador que debe convertirse en referencia ofensiva, tiene clase, velocidad y buenos movimientos y se ha adaptado a las maneras de Rafa Benítez. Pero sigue sin puntería. En sus 79 minutos en la cancha, dejó destellos de calidad y gestos que apuntan a que su evolución dará tardes de gloria en Anfield. De momento, el Liverpool volvió a aferrarse a su líder natural, Gerrard, para solventar un encuentro que se complicó a última hora.

ASTON VILLA 1 LIVERPOOL 2

Aston Villa: Taylor; Barry, Mellberg, Laursen (m. 46), Bouma (Moore, m. 71); Reo-Cocker; Gardner, Petrov, Young; Agbonlahor y Carew. No utilizados: Osbourne, Harewood, Maloney y Berger.

Liverpool: Reina; Finnan, Carragher, Agger, Arbeloa; Pennant (Babel, m. 74), Gerrard, Xabi Alonso, Riise; Kuyt (Sissoko, m. 90) y Fernando Torres (Voronin, m. 79). No utilizados: Itandje; Hyppia, Mascherano y Kewell.

Goles: 0-1. M. 31. Laursen, en propia puerta, tras un centro de Kuyt. 1-1. M. 85. Barry, de penalti cometido por Carragher. 1-2. M. 89. Gerrard, de lanzamiento directo que se cuela por la escuadra de la portería de Taylor.

Árbitro: Steve Bennett. Amonestó a Mellberg, Pennant, Bouma, Barry, Reina y Petrov.

Unos 43.000 espectadores en Villa Park.

Nervioso y excitado, Torres salió con bríos, casi desbocado, presionando la salida del Aston Villa y peleando los balones aéreos con los centrales. Algo a lo que deberá irse acostumbrando, fiel como es el fútbol inglés a la tradición de que la pelota esté casi el mismo tiempo en el piso que por los aires. El Niño fue asentándose a medida que el Liverpool se hacía con el control frente a un rival al que se presumía mayor empaque. Pero los reds fueron una apisonadora en cuanto sus jugadores de peso se desperezaron. Xabi Alonso y Gerrard manejaban el encuentro a su antojo y surtían de balones a los extremos, Riise y Pennant.

Torres aguardaba su oportunidad. Llegó en el minuto 17 con una fulgurante aparición seguida de un zurdazo que se fue alto. Benítez le quiere dentro del área, a punto para embocar todo lo que pase por delante de sus botas. Pero nunca ha sido un goleador puro. Nunca fue un depredador del área y volvió a refrendarlo. Torres sigue sin disimular su querencia por los espacios; por las carreras en las que, gracias a su larga zancada, saca de sitio a los defensas y exprime sus mejores cualidades. Con metros por delante, es una gacela. En las distancias cortas, su juego pierde belleza y efectividad.

El primer gol del Liverpool fue todo un reflejo de sus cualidades. En un balón suelto al borde del área, Torres se adelantó a su marcador, lo despidió y se plantó solo delante del portero. Taylor le ganó la partida y pudo repeler su derechazo. La jugada continuó y acabó con Kuyt centrando el balón para que el central Laursen lo metiera en su propia portería. Un tonto penalti cometido por Carragher, ya en la segunda parte, devolvió la igualada al encuentro. Hasta que Gerrard lo cerró con un impresionante lanzamiento de falta con el español ya sentado en el banquillo, observando.

En el Liverpool, Torres tendrá la ventaja de contar con una media que le asista más que la del Atlético. Tanto Gerrard como Xabi Alonso tienen una gran capacidad de pase y el talento necesario para interpretar sus movimientos. El estilo del cuadro de Benítez, siempre presto para salir al contragolpe, y el menor rigor táctico de la Premier también deberán favorecerle. Los conceptos están claros. Sólo falta afinar la puntería.

Otros resultados de la 1ª jornada: West Ham, 0; Manchester City, 2. Sunderland, 1; Tottenham, 0. Middlesbrough, 1; Blackburn, 2. Everton, 2; Wigan, 1. Derby County, 2; Portsmouth, 2. Bolton, 1; Newcastle, 3.

Fernando Torres se escapa con el balón ante la impotencia de Gardner.
Fernando Torres se escapa con el balón ante la impotencia de Gardner.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50