El Festival de Cine de Ourense cambia de nombre y ficha nuevo director para "escapar del aldeanismo"

El productor de Barrio Sésamo, ex director de La 2 y hasta hace poco comisario español para el programa Media de la Unión Europea, Enrique Nicanor, asume la gerencia del Festival Internacional de Cine de Ourense que pasará a definirse Festival Gallego Independiente. Nicanor -orensano de Sás de Penelas (Castro Caldelas)- asume el reto que le planteó el teniente de alcalde, el nacionalista Alexandre Sánchez Vidal, con el compromiso de darle al festival una perspectiva universal desde un planteamiento orensanista. "Partimos de la convicción de que Ourense es el centro del mundo", adelantó en su presentación el teniente de alcalde. Y Nicanor recogió el guante. "No nos conocemos de nada", dijo sobre su relación con Sánchez Vidal, "pero su propuesta coincide con mi posición de trabajo".

El nuevo gerente se mostró crítico con el enfoque que ha tenido hasta el momento el evento en manos del PP. "Un festival debe ser una herramienta a disposición de la cultura, no una fiesta", señaló. Partiendo de que el audiovisual "es la auténtica industria estratégica porque es la imagen de un pueblo y la proyección de nuestra cultura", Nicanor está dispuesto a trabajar para que el festival de Ourense sea la plataforma de todo el audiovisual de Galicia. Y bajo el convencimiento de que "Ourense no es Hollywood", apostó por la industria de la coproducción audiovisual con España, Europa e Iberoamérica y expresó su convicción de que "los festivales buscan localidades pequeñas", con lo que Ourense está de enhorabuena.

Lo primero que hará Enrique Nicanor será crear un consejo de notables que haga las funciones de asesoramiento. Y, lo segundo, prescindir de la "gente guapa" para dar paso a personas con intereses comunes, lo que él define como "los nuevos socios amigos" a los que espera captar para la coproducción internacional de un festival apellidado gallego.

Pero Nicanor toma posesión apenas un par de meses antes del comienzo de la nueva edición. "Sé que me meto en un lío", reconoce, "porque en este tiempo no es posible hacer nada más que dar contenido a lo que dejó el equipo anterior, con pequeñas aportaciones". Pero asegura que el año próximo podrá apreciarse su nueva filosofía, que ayer dejó clara Sánchez Vidal: "Apostaremos por la industria escapando del aldeanismo del pasado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50