El marinero hospitalizado grave en Chipre sufrió un golpe de calor

Los médicos del hospital de Larnaca, al sur de Chipre, apuntan que un golpe de calor pudo causar la enfermedad que mantiene en estado muy grave a Manuel Antonio Cuadrado, cocinero del pesquero José y Rafaela, atracado al sur del país desde hace dos días, según explicó ayer un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. El marinero está en estado "comatoso" y su vida corre peligro, según fuentes del hospital chipriota citadas por Europa Press. Un golpe de calor fue también el detonante de que el mecánico de la misma embarcación, José Giner Urios, de 38 años, falleciera el martes cuando el pesquero con base en Santa Pola ya estaba atracado en el puerto chipriota de Limassol. Ambos incidentes se produjeron entre el lunes y el martes, cuando el pesquero alicantino, dedicado a la pesca de quisquilla, se encontraba faenando en aguas chipriotas.

Los médicos del hospital de Larnaca, pese a este diagnóstico inicial, estaban a la espera de recibir los resultados de las pruebas practicadas al marinero, de 53 años, para descartar una enfermedad infecciosa. El pesquero alicantino, mientras, sigue atracado en Chipre a la espera de la evolución del marinero hospitalizado y mientras se repatria el cuerpo del fallecido. La repatriación se concretará previsiblemente hoy.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción