El Gobierno "cumplirá la ley" que le obliga a izar la bandera española

El PP pide al 'lehendakari' que aclare cómo hará efectiva la sentencia

El Gobierno vasco recalcó ayer a través de portavoces autorizados que "cumplirá la ley" en relación con la sentencia del Tribunal Supremo que le obliga a izar la bandera española en todos sus edificios. El tribunal ha cerrado la batalla judicial emprendida por el Ejecutivo autónomo en defensa de su negativa a izar la bandera en la Academia policial de Arkaute. El PP ha interpelado ya a Ibarretxe para que aclare cómo cumplirá la sentencia, mientras que Batasuna sostuvo que la enseña nacional "niega y viola los derechos" vascos.

La decisión del Tribunal Supremo, hecha pública el pasado martes, pone fin a una larga batalla judicial sostenida por el Gobierno de Juan José Ibarretxe que ya perdió inicialmente en el Tribunal Superior vasco en 2003. El Ejecutivo autónomo ha argumentado todos estos años que la ausencia de la enseña rojigualda en sus edificios oficiales es una situación que no ha sido cuestionada en dos décadas, pese a ser públicamente conocida. Sostenía también en el recurso que presentó contra el fallo del Superior, y que el Supremo ahora ha rechazado, que el cambio de criterio causaba "cierta inseguridad jurídica".

El Supremo argumenta lo mismo que ya hizo inicialmente el Superior, esto es, que "en modo alguno la costumbre puede prevalecer sobre la ley". Abundando en este argumento, el alto tribunal precisa que ello supondría como aceptar que "las normas con rango de ley se derogan o no resultan exigibles por el simple transcurso del tiempo". En contra del criterio del Ejecutivo vasco, el Supremo sostiene que la situación que sí podría generar inseguridad es la que "de forma constante y permanentemente en el tiempo se viene situando al margen de lo establecido en el artículo 4 de la Constitución Española y en la Ley 39/1981, de 28 de octubre", que regula el uso de la bandera nacional y el de otras enseñas.

La decisión judicial motivó ayer una cascada de reacciones. El popular Carlos Urquijo ya ha registrado una interpelación parlamentaria al lehendakari para que explique cómo y cuándo va a hacer cumplir la resolución.

Urquijo reprocha al Ejecutivo que no haya cumplido la normativa sobre las banderas y asegura que "con esta actitud, además de incurrir en una flagrante ilegalidad, ha agraviado de manera innecesaria los sentimientos de decenas de miles de vascos que, además de la ikurriña, sienten como propia la bandera de España y desean que ondee conjuntamente con normalidad en los edificios oficiales".

Desde el tripartito, el dirigente de Ezker Batua Oskar Matute abogó directamente por no colocar ninguna bandera en los edificios públicos y calificó de "inoportuna e improcedente" la resolución. Matute dijo que el tribunal "alimenta las tesis más retrógradas y reaccionarias del PP". EA, por boca de Rafael Larreina, resaltó "la obsesión por imponer la bandera española" y que "la imposición de una ley de uso de banderas no tiene legitimación social" en Euskadi.

Batasuna aseguró en una nota que el Supremo "escoge el camino de la imposición" de una "bandera extranjera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 01 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50