_
_
_
_
_

El Ejército británico cierra en el Ulster la misión más larga de su historia

Los soldados abandonan las labores policiales 38 años después de su despliegue

Treinta y ocho años después de su despliegue en Irlanda del Norte, durante los disturbios de 1969, el Ejército del Reino Unido cierra esta medianoche la operación militar más larga de su historia en su suelo británico. Los 5.000 soldados que permanecen en el Ulster ya no desarrollarán labores policiales ni patrullarán las calles. En palabras del general Nicolas Parker, los militares "no formarán parte de las fuerzas de seguridad, serán parte integrante de la comunidad".

Esta medida, prevista en el proceso de paz, fue recibida por el Sinn Fein como "un paso significativo y necesario para sentar las bases de una sociedad en paz consigo misma".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_