Cartas al director
i

¿Gestión o exterminio de lobos?

Department of Evolutionary Biology, Uppsala University. Uppsala, Suecia - 30 jul 2007 - 22:00 UTC

Los trabajos científicos modernos demuestran el papel y la relevancia sin par que los depredadores tienen para la supervivencia a largo plazo de la biodiversidad de los ecosistemas que ocupan. Si en Euskadi contamos con la presencia de lobos es porque nuestro medio natural lo permite, a pesar de los esfuerzos en exterminarlos mediante batidas, aguardos ilegales, etcétera. Distinta es la capacidad de acogida de sectores ganaderos cuya línea argumental orbita en torno a controlar los lobos y eliminar a un molesto vecino, creando una situación recurrente en el tiempo. Una parte muy importante de los lobos que "hay o pisan" Euskadi cada año son muertos legal o ilegalmente.

No es de recibo que las distintas administraciones regionales o provinciales consideren unilateralmente que no van a tener una especie de Interés Comunitario (Directiva 1992/43/CEE) como el lobo, por problemática que sea, pero no evitan acceder a fondos públicos garantes de una sostenibilidad ambiental, indefinida en cuanto a compromisos. Las presiones en contra del lobo del sindicato agrario UAGA-EHNE a las puertas de la diputación foral alavesa hicieron que la Administración permitiera la caza de lobos entre diciembre de 2006 y febrero de 2007 en 331 batidas de jabalíes distribuidas por toda el área lobera con un cupo de dos lobos por batida. En el periodo 1987-2004 se dieron 262 batidas para matar lobos, siendo el 75% de las mismas fuera de la época de caza. ¿Es esto lo que entienden por gestión? ¿Y qué entienden por exterminio?

En Asturias, la única región española con un plan de gestión, la relación porcentual en 2004 entre las indemnizaciones por daños de lobo (0,469 millones de euros) frente al total de subvenciones percibidas (49 millones de euros) es del 0,96%. Los daños del lobo en Castilla y León suponen el 0,4% del total del importe de subvenciones percibidas. Estos indicadores demuestran la "magnitud" de la incidencia económica del 70% de la población lobuna de España. Las ayudas que recibe el sector primario son para hacer compatible la conservación de la fauna silvestre y sus actividades, como los 15 millones de euros que recibirán de la PAC los que esgrimen lemas como Lobo en expansión, pastoreo en extinción (cuando precisamente el lobo acarrea que haya pastoreo). Todas estas ayudas llevan implícitas un compromiso de sostenibilidad ambiental, etcétera, entre los que el lobo, al parecer, no figura para la UAGA-EHNE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50