Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica gana un 66,4% más por la pujanza del móvil y de la banda ancha

Telefónica cerró 2006 como la operadora con los mayores beneficios del mundo, junto a China Mobile. Y sigue por la misma senda. La compañía española ganó 3.830 millones de euros hasta junio, un 66,4% más que en el mismo periodo del año pasado, por la pujanza de los mercados iberoamericano y español -especialmente en los negocios de móviles y de acceso a Internet-, y por la venta de la filial británica Airwave. En la cuenta de resultados se dejan notar ya los efectos de la abultada multa de Bruselas por frenar la competencia en el mercado español de banda ancha: el grupo ha provisionado los 152 millones a los que asciende la sanción, pendiente de recurso ante el Tribunal de Luxemburgo.

Entre las multinacionales españolas, sólo el Banco Santander supera las ganancias de Telefónica hasta junio. Los resultados de la operadora -que incluyen una revisión al alza de las previsiones para este año- sorprendieron ayer a los analistas, que esperaban cifras algo inferiores. Aún así, la cotización bursátil cayó el 0,5%, aunque las acciones de la operadora ganan algo más de un 5% en lo que va de año.

Superados ya los 210 millones de clientes en todo el mundo, América Latina y España siguen siendo los principales graneros de la operadora, que acumula 12 trimestres consecutivos aumentando ingresos y beneficios. Por actividades, los móviles (con un aumento de los ingresos del 11,8%) y la banda ancha (con un avance aún superior, del 23,9%) son las dos palancas sobre las que se asienta el crecimiento hasta junio. La cifra de negocio ascendió a 27.826 millones en la primera mitad del año, lo que supone un incremento interanual del 10,6%.

"Sólido crecimiento"

En una conferencia con analistas, la compañía explicó que la evolución de los resultados obedece al "sólido crecimiento orgánico de todos los negocios", al que hay que añadir las plusvalías de la venta de Airwave -la división de servicios de emergencia de la británica O2- al banco australiano Macquarie.

Entre las malas noticias destaca la evolución del negocio de la empresa española en Alemania, lastrada por las difíciles condiciones del mercado de la telefonía móvil y la reestructuración de esa filial, que incluye un recorte de 700 empleos. A diferencia de la revisión al alza de sus resultados en todo el mundo, la empresa ha corregido a la baja sus previsiones en Alemania.

José María Álvarez-Pallete, director general de Latinoamérica, aseguró a los analistas que el grupo "sigue negociando" sobre la operadora de móviles brasileña Vivo, participada a partes iguales por Telefónica y Portugal Telecom y sobre la que la multinacional española ha hecho una propuesta de adquisición.

El director general de Coordinación del grupo, Julio Linares, dijo que la integración de la británica O2 supondrá unas sinergias de 500 millones de euros desde 2006 hasta finales de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de julio de 2007