Reportaje:

Con los ordenadores a otra parte

Acabado el acuerdo con la Generalitat, la Campus Party cierra con incógnitas sobre el futuro

Exhaustos, los asistentes a la Campus Party hicieron ayer las maletas. A media mañana, los que tenían fuerza ya habían escapado del recinto de la Feria de Valencia, que parecía una gigantesca y desordenada habitación de adolescente. Otros dormían aún sobre teclados, en sillas, bajo las mesas o en camas hinchables. El número de participantes ha sido un 10% superior al de la edición anterior (se ha llegado a la cifra de 8.113, lo que rebasa las expectativas), si bien el número de ordenadores, unos 5.500, apenas ha aumentado respecto a 2006. La tendencia sigue siendo mayoritariamente masculina, con un 88% de hombres frente a un 12% de mujeres, y la apuesta central de Belinda Galiano, directora de Campus Party, es la mejora de los contenidos y las actividades en vez de un mero crecimiento cuantitativo. "Ha sido especialmente interesante", señalaba Galiano, "la participación de los campuseros en las actividades, y las constantes aportaciones que realizan en cuanto a contenidos". Entre los invitados destacados, Marcelo Tossati, de la iniciativa One Laptop per Child, Mark Shuttleworth, fundador de Ubuntu, John Maddog Hall, director ejecutivo de Linux International, o Jun Ho Oh, con su robot Albert Hubo. El acuerdo de la Campus Party con la Generalitat ha acabado este año, de modo que la sede futura del encuentro está abierta.

Otro de los temas que ha resultado destacado para Belinda Galiano es la presencia de Brasil y la relación con la Campus Party de São Paulo, que se celebrará en febrero coincidiendo con los carnavales. Entre el barullo de gente, cajas de galletas y mascotas, una madre brasileña de 42 años trabajaba tranquila en su ordenador. Ella era una de los cien brasileños que han venido desde São Paulo para conocer la dinámica de la Campus Party en Valencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS