Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Apostar por la comunicación

El Instituto Cervantes estrena radio y televisión en septiembre

La proyección del Instituto Cervantes a través de los medios de comunicación es uno de los objetivos primordiales de esta institución, que está presente en 40 países. Carmen Cafarell, ex directora del ente público RTVE y recién nombrada responsable del Instituto Cervantes, así lo dejó claro ayer en Córdoba.

En esta ciudad se ha celebrado durante esta semana la tercera reunión de los 50 directores del Instituto Cervantes repartidos en cinco continentes. Entre las conclusiones expuestas ayer por Cafarell destaca la importancia que se le dará a los medios de comunicación. En septiembre comenzará a emitir a través de Internet la nueva radio y televisión del instituto, que, entre otros asuntos, se encargará de transmitir los principales actos que organice esta institución. Además, también después del verano empezará a ponerse en práctica el nuevo plan estratégico, con el objetivo de que el Instituto Cervantes sea "modélico" en el empleo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Respecto a los planes de expansión, Cafarell indicó que se tenderá no sólo a un aumento cuantitativo de las sedes existentes sino también al crecimiento cualitativo. El Instituto Cervantes cuenta con 67 sedes, donde se organizan actos culturales y desde donde se centraliza la enseñanza del castellano para los no hispanohablantes. Otro de los objetivos que se ha marcado Cafarell es lograr que las universidades españolas exijan el diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE) a los alumnos extranjeros que quieran cursar sus estudios pero que no hablen castellano. Este tipo de medidas, que sirven para unificar criterios en la enseñanza, las llevan aplicando otros países europeos desde hace años.

Otro de los pilares del futuro del Instituto Cervantes será impulsar "el conocimiento y la enseñanza de todas las lenguas españolas", en referencia al catalán, gallego y euskera. Cafarell, quien también es catalanohablante, se ha planteado incrementar la promoción no sólo del resto de idiomas oficiales del país, sino de su "producción cultural". Se trata, según indicó la directora de esta institución, de continuar en la línea marcada hasta el momento por el anterior director del Cervantes, César Antonio Molina, hoy ministro de Cultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2007