Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Travolta se traviste para bailar otra vez

Los maquilladores de la película Hairspray, dirigida por Adam Shankman, pueden sentirse orgullosos. Han conseguido que John Travolta se convierta en una sexy ama de casa de 135 kilos que baila sobre tacones sin caerse ni despeinarse. Tiene su mérito. Tras más de cinco horas diarias de caracterización y numerosas prótesis de silicona, el símbolo de los musicales setenteros se convierte en Edna, una dicharachera ama de casa que comparte canciones con la reaparecida Michelle Pfeiffer.

Los ensayos del número más conocido, You Can't Stop the Beat (No puedes parar el ritmo) solían dejar sin respiración al actor, de 52 años, que finalmente rebautizó la canción como You Can't Find Your Breath (No puedes respirar).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 2007