Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide abrir un debate sobre la supresión del secuestro de publicaciones

La vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega se mostró ayer a favor de que se debata la posible supresión del artículo del Código Penal que permite a los jueces el secuestro de publicaciones. Lo dijo ayer en un desayuno tras ser preguntada por el auto del juez Juan del Olmo que, a instancias de la fiscalía, ordenó el secuestro de la revista El Jueves por publicar una viñeta satírica sobre los príncipes de Asturias. María Teresa Fernández de la Vega aclaró que el fiscal hizo lo que debía, y que a ella no le gustó nada lo que la revista publicó en primera página, una sátira que personifica al heredero de la Corona y a su esposa en una postura indecorosa.

La vicepresidenta defendió que no se puede limitar el derecho a la libertad de expresión, pero también que no se pueden lesionar derechos de los individuos en el uso de esa libertad. Jurista de formación, quiso ser precisa: los jueces hacen lo que tienen que hacer. Ella, "ni opina, ni apoya, ni desapoya", pero deja claro que, cuando existe Internet, la eficacia del procedimiento de secuestrar una publicación está lejos de tener sentido. [El juez Juan del Olmo citó ayer a declarar, a instancias de la fiscalía, al dibujante y al guionista de la viñeta de El Jueves para mañana en calidad de imputados por un delito de injurias a la Corona].

Fernández de la Vega hablaba en un desayuno del Fórum Nueva Economía. Delante tenía al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido. Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal, aludida por ella al hablar de la asignatura Educación para la Ciudadanía, fue sentado junto al nuevo ministro de Sanidad, Bernat Soria. La vicepresidenta animó a Soria a seguir con las investigaciones biomédicas que han de mejorar la vida de los ciudadanos. Algunas de esas investigaciones han irritado a los obispos.

"Más ritmo"

El moderador le preguntó si era cierto, como publicó este periódico, que había abroncado recientemente a la Comisión de Subsecretarios, que ella preside. Contestó que les había pedido más tensión, pero no les había abroncado. "Siempre hay que pedir más ritmo", precisó. Alguien, que la conoce bien, me dijo al oído: "¡Buena es mi lady!".

Fernández de la Vega recalcó que este Gobierno da por terminado lo que otrora se llamó proceso de paz, "porque la ETA lo ha roto". Se sintió satisfecha de la buena sintonía que hay entre el lehendakari y el presidente del Gobierno y ve un signo positivo en la actitud del presidente del Partido Nacionalista Vasco, Josu Jon Imaz.

Se indignó con el PP, más que con la Conferencia Episcopal, por el anunciado, "e imposible constitucionalmente", boicoteo a la aplicación de la ley que obliga a impartir la asignatura Educación para la Ciudadanía, y explicó que esa clase ni es "un catecismo socialista" ni un adoctrinamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 2007