Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las juventudes del PP proponen suprimir el Ministerio de Vivienda

El coordinador del programa electoral ataca las "hipotecas de por vida"

El mismo día en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció sin detallar nuevas medidas en materia de vivienda de alquiler para jóvenes, Nuevas Generaciones, la rama juvenil del PP, pidió la supresión del ministerio del ramo que dirige Carme Chacón por "su ineficacia y su uso propagandístico". Juan Costa, coordinador del programa electoral del PP, confía en que los jóvenes "no tengan que hipotecarse de por vida".

El coordinador del programa electoral y ex ministro de Ciencia, Juan Costa, se reunió ayer con el líder de Nuevas Generaciones, la rama juvenil del PP, Ignacio Uriarte. Costa afirmó tras el encuentro que el presidente del partido, Mariano Rajoy, quiere un programa electoral "joven", lo que para el líder del PP, significa "tener ambición, ser reivindicativo, discrepar e intentar mejorar".

Uriarte anunció que pedirá que el programa electoral de su partido incluya la supresión del Ministerio de la Vivienda por ser un departamento "ineficiente", que el Gobierno usa de manera "sectaria" y "propagandística". Además de la eliminación de este Ministerio y su sustitución por una "mesa nacional de la vivienda", que reúna a las administraciones competentes en la materia, Nuevas Generaciones propone potenciar el alquiler temporal, la cesión de suelo público o el aumento de ventajas fiscales para la compra de una primera vivienda.

Costa, en la misma línea que Uriarte, aseguró que el reto del acceso a la vivienda "no ha sido resuelto" por el Gobierno socialista. Por eso expresó el compromiso de que, si su partido gana las elecciones generales de 2008, adoptará medidas para mantener el crecimiento logrado "tras las reformas aplicadas desde 1996" y evitar que parte de la sociedad esté obligada a vivir con salarios bajos. "Los últimos años han sido una pérdida de oportunidades para sentar las bases de la economía más dinámica y competitiva del mundo", añadió el coordinador del programa, que insistió en la necesidad de adoptar reformas para avanzar hacia una política exterior más ambiciosa y una economía más abierta.

La política económica del PP se encaminará también, según Costa, a que parte de la población no tenga que asumir empleos que estén por debajo de sus cualificaciones académicas o profesionales y apostará "por el derecho a la vivienda de una manera real, de la vivienda en propiedad". "El PP tiene el compromiso de garantizar el acceso a la vivienda sobre todo de los jóvenes, sin tener que hipotecarse de por vida", afirmó Costa.

Pero además de referirse a la vivienda y a la política económica, Costa se refirió a otros campos como la educación o el medio ambiente -"no podemos dejar un planeta más deteriorado para nuestros hijos", dijo-. Sobre la educación, aseguró que "es la mejor inversión para garantizar que la igualdad sea una realidad y que la economía sea dinámica y competitiva", e insistió, como otros dirigentes de su partido, en que "la asignatura de Educación para la Ciudadanía no debería formar parte del sistema educativo".

Las juventudes del PP también trasladaron ayer a Costa la necesidad urgente de un plan de modernización de la Universidad, así como de "un gran pacto nacional de educación que permita no fracturar más la educación entre generaciones y nos permita ser más competitivos", según Uriarte. Además, pidió a la dirección del partido que apueste "por el espíritu emprendedor de los jóvenes" mediante un plan de primer empleo y un comité Universidad-Empresa que servirá, según Uriarte, "para que nuestros estudios se adecuen a los trabajos solicitados".

La Junta culpa a los jueces

El delegado de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Marcos, aseguró que el Gobierno andaluz "hizo lo que tenía que hacer" en referencia a los permisos de construcción de viviendas . "La que no actuó fue la Justicia", añadió. Marcos, que negó rotundamente a Efe cualquier tipo de implicación de la Junta en la aprobación de los permisos de estos 30.000 inmuebles, señaló que desde el Gobierno andaluz se denunciaron estas construcciones cuando se conocieron. Para el delegado, la falta de actuación de los jueces "no exime a Juan Antonio Roca de ser un ladrón". La Junta de Andalucía ha sido acusada en reiteradas ocasiones por la oposición de lucrarse de estas viviendas al cobrar los impuestos establecidos para las nuevas construcciones, algo que el Gobierno andaluz siempre ha negado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2007

Más información