Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno prepara medidas para fomentar el alquiler de casas para jóvenes

"Me comprometo a que antes de acabar esta legislatura vamos a dar un gran salto en política de vivienda para facilitar la emancipación de muchos jóvenes". Éste fue el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se quedó en eso, sin concretar más. Al terminar el acto, ya en los pasillos y de manera informal, se preguntó al presidente a qué se refería. Sonrió y remitió "al Ministerio de Vivienda". En fuentes gubernamentales se asegura que el presidente desveló la elaboración de un paquete de propuestas para favorecer el alquiler de viviendas para jóvenes, que estará preparado "en otoño". El Gobierno quiere abordar el cúmulo de circunstancias que impiden la emancipación de los jóvenes respecto de sus padres: bajos salarios e imposibilidad de acceder a una vivienda por su alto precio, ya sea en propiedad o alquiler.

Pero Zapatero quiso defender lo hecho hasta ahora. "Hemos logrado frenar la escalada del precio de la vivienda y el aumento de las ayudas para vivienda protegida han tenido un crecimiento muy notable. Pero hay que hacer más". De la vivienda se ha hablado mucho en este congreso de las Juventudes Socialistas. No sólo porque los jóvenes lo han exigido sino porque los miembros del Gobierno que han participado en este congreso los han jaleado.

Hipotecas hasta la vejez

La primera en animar sus reivindicaciones ha sido la propia ministra de Vivienda. "Yo no me voy a resignar, no nos podemos resignar a asumir con normalidad hipotecas a 25 o 30 años. No podemos empezar a pagar una casa con el carné joven y terminar de pagarla con el carné de la tercera edad, proclamó Carme Chacón. En este círculo la ministra es consciente de que para pagar la hipoteca los jóvenes se ven obligados a aceptar trabajos "con salarios inaceptables".

Pero el problema de la vivienda también afecta a los estudiantes. Limita en buena medida la posibilidad de cursar determinadas carreras por encontrarse las universidades que las imparten fuera de la ciudad de origen del alumno. Por eso, la ministra trabaja en la concreción de una tarea que emprendió su antecesora María Antonia Trujillo, hacia la que tuvo palabras de elogio. Se trata de la construcción de nuevas residencias cercanas a los campus universitarios.

No menos reivindicativa se mostró ante los jóvenes socialistas la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que la emprendió contra "el urbanismo depredador como el de Murcia, Valencia o Madrid". El Medio Ambiente y la ayuda a la cooperación al desarrollo han sido propuestas estrella de este congreso con las que Zapatero se comprometió. Puso como testigo a la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, para, además de alabar su gestión, afirmar que para 2012 el Gobierno español habrá llegado al 0,7% de su presupuesto para ayuda al desarrollo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2007