_
_
_
_

VALENCIA: La mitad de municipios confía en Cruz Roja

De los 20 municipios costeros de la provincia, los ayuntamientos de 11 de ellos tienen un convenio con Cruz Roja para proporcionar seguridad y vigilancia a los bañistas. La playa de Peixetes de Alboraia está señalizada como no apta para el baño porque no cumple los requisitos de seguridad, pero al estar abierta al público, existe la posibilidad de que accedan bañistas. Lo mismo ocurre en las playas de Massamagrell y Meliana que, según la Policía Local, no son aptas para el baño y tampoco se respeta la señalización. "Playa no vigilada, baño peligroso", es la inscripción que figura en la playa de Meliana, de un kilómetro de extensión y arena fina. "No es peligrosa, sólo que no cumple con los requisitos de seguridad", explica la policía. En caso de accidente, el recurso es el servicio de emergencias común del 112. En esta provincia se han registrado dos ahogamientos en lo que va de verano.

Del resto de municipios, Canet d'En Berenguer, Cullera, El Puig, La Pobla de Farnals, Puçol, Sagunto y Sueca mantienen un convenio con otras entidades. Es el caso de Cullera, que ha contratado el servicio con una empresa de socorristas. Otros ayuntamientos tienen un servicio propio de personal que ellos contratan o, en última instancia, combinan ambas vías. Son los casos de Canet d'En Berenguer y Sueca. Un gran número de consistorios están incluyendo en sus ordenanzas las sanciones a los bañistas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_