Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
IMPACTO EN EL MUNDO DEL HUMOR GRÁFICO | Secuestro judicial de una publicación

"Es una publicidad impagable"

Numerosos profesionales del humor gráfico quisieron ayer aportar su opinión sobre la decisión de la Audiencia Nacional de secuestrar la última edición de la revista El Jueves por una caricatura de los príncipes de Asturias. Incluso quienes tienen sus reservas sobre la viñeta se mostraban estupefactos por la decisión judicial.

- El Roto, dibujante de EL PAÍS: "La portada me parece un espanto, pero matizo varias cosas. La medida es inútil, porque han conseguido el efecto contrario y porque es arcaica y antidemocrática. La viñeta en sí es un atentado a la inteligencia, pero el secuestro de la revista es un atentado a la libertad de expresión. Y, finalmente, si los Príncipes se sienten afectados, pueden acudir a los tribunales, pero ellos no lo harán porque son inteligentes y eso daría mucha más publicidad a la revista".

- Forges, dibujante de EL PAÍS: "El adjetivo para definir esto es 'incomprensible'. Que se esté actuando contra algo referido al humor y no se esté actuando contra cosas auténticamente alevosas para la sociedad española, como por ejemplo los salarios, es increíble. La palabra que define esto es 'increíble".

- Pachi, dibujante de 'El Mundo': "El juez Del Olmo se ha convertido en el mejor director de marketing que ha tenido El Jueves en su historia. La revista la han visto millones de personas, es una publicidad que no se puede pagar. Si el Rey o cualquier persona se ofende, que está en su derecho, debería poner una denuncia como cualquiera, no que el juez la secuestre".

- Julio Rey, dibujante de 'El Mundo': "Estoy indignado. Hoy la libertad de expresión se ha visto amenazada. Han reverdecido viejos tiempos, que, en este país, pensábamos que estaban olvidados".

- Turcios, dibujante de 'La Razón': "No es la primera vez que El Jueves hace este tipo de comentarios y dibujos, a mí me parece que han incomodado a Letizia, la nueva de la Casa Real. En todo caso, esto afecta la libertad de expresión, ya antes El Jueves había publicado escenas de cama de Aznar y de los ministros y no había pasado esto".

- Nani, colaboradora de 'La Razón': "Creo que se pasaron, porque, con la excusa de la represión a la que estuvo sometida tanto tiempo España, parece que tuvieran derecho a hacer cualquier cosa. Me parece denigrante lo que han hecho con la imagen de la Princesa. A ninguna mujer le gustaría ser retratada en una situación así".

- Carlos Portela, codirector del Salón de Viñetas desde O Atlántico:

"Esto debería abrir el debate sobre si las injurias a la corona deben ser delito. En Inglaterra seguro que no hubiese pasado nada. A quien habría que preguntar es a los interesados, no vayamos a ser más papistas que el Papa. De hecho, parece como si el juez trabajase para El Jueves, porque ha conseguido que esa portada sea más conocida que ninguna otra".

- Carles Santamaría, director de la Federación de Industrias del Cómic: "Tenemos un sistema judicial que carece de sentido del humor. Una revista satírica está para satirizar la vida pública, desde la política, la iglesia, las instituciones o al vecino de al lado, pero parece que existen instituciones que están por encima del bien y del mal. Es una regresión en las libertades que no tendría sentido en Inglaterra, donde los Spitting Image fueron mucho más incisivos, por ejemplo. Es un hecho gravísimo en sí mismo y por el precedente, que puede generar autocensura en los medios hacia ciertas instituciones".

Información de Álvaro Pons, Marta Sandoval y Carolina Martínez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de julio de 2007