Valencia carece de medidores adecuados de la contaminación del aire

Las partículas contaminantes están en el aire de Valencia. Los científicos lo afirman y los ciudadanos lo sufren. Sin embargo, los medidores de las estaciones medioambientales repartidas por la ciudad no lo registran. La única base que mide las sustancias nocivas en el aire está en los jardines de Viveros, alejada de los principales emisores contaminantes: los coches. El resto, en la avenida de Aragón, la calle de Linares, la de Menéndez Pidal y la Pista de Silla, directamente carecen de medidores, según los datos del laboratorio municipal de Medio Ambiente facilitados ayer por la concejal del PSPV, Carmen del Río, quien denunció el incumplimiento de un estudio, prometido en febrero, para medir la contaminación del aire en cada barrio.

El límite de concentración de partículas en el aire es de 40 miligramos por metro cúbico, según una directiva de la UE. Las partículas producen asma, alergia, problemas cardiorespiratorios y aumentan la mortalidad infantil. En los datos registrados en Valencia por Ecologistas en Acción se supera esta barrera. Sin embargo, desde Medio Ambiente lo niegan y presumen de "buena salud atmosférica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50