El presidente de AENA dice que la tercera pista tuvo el apoyo de Gavà y Castelldefels

El presidente de AENA, Manuel Azuaga, afirmó ayer que la tercera pista del aeropuerto de El Prat responde a convenios de 1994 y que se limitó a ejecutar lo previsto en acuerdos en los que participaron los ayuntamientos de Gavà y Castelldefels. Azuaga declaró por videoconferencia como imputado por un presunto delito contra el medio ambiente ante la titular del Juzgado número 3 de El Prat. Vecinos de Gavà y Castelldefels le denunciaron por el impacto acústico que produjo la entrada en servicio de la tercera pista, ya que los aviones sobrevolaban los núcleos habitados.

El responsable de AENA aseguró en su declaración que la tercera pista siguió los requisitos legales. No obstante, "se hizo un esfuerzo personal y técnico para reducir más su impacto", explicó ayer el abogado de la defensa, Rafael Entrena. En noviembre de 2005, AENA mejoró las instalaciones para permitir que las aeronaves dieran un giro al mar en sus maniobras de despegue para evitar sobrevolar los núcleos poblados.

"Todo aeropuerto genera impacto. Si queremos en Barcelona unas instalaciones internacionales habrá impacto, pero AENA intentará minimizarlo al máximo", añadió Entrena.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS