Entrevista:EN POCAS PALABRAS

"Rodaría 'Jules et Jim' con Penélope y Bardem"

Jordi Mollà da vida a Felipe II en 'The Golden Age' y se prepara para dar caza al Che

"Un murciélago", respondió el director Shekhar Kapur cuando Jordi Mollà (Barcelona, 1968) le preguntó cómo veía a Felipe II, el monarca fundamentalista de la Contrarreforma, al que da vida en The Golden Age, que se estrenará en otoño. Es la segunda parte de Elizabeth (1998), en la que Cate Blanchett encarnaba a la reina Isabel I en el momento de acceder al trono de Inglaterra.

Mollà tiene unos ojos de valor incalculable para un actor. Con ese tono indeterminado entre azul y verde puede pasar en un parpadeo de la alegría ingenua de un chaval a la mirada inescrutable de un ex agente del KGB. De dicción pausada, explica que sigue compaginando la interpretación con la pintura y con la escritura de guiones, pero ahora se va a concentrar en uno de los militares que tendió una emboscada fatal al guerrillero Ernesto Che Guevara en Bolivia. Se trata de un pequeño papel en Guerrilla, el biopic sobre el revolucionario argentino que Steven Soderbergh va a rodar entre España y Puerto Rico, con Benicio del Toro (como el Che), Franka Potente y Julia Ormond. Pero antes aparecerá en la gran pantalla con el aura mayestática del "hombre más poderoso del mundo" del siglo XVI.

Pregunta. ¿Su Felipe II es tan terrible como el original?

Respuesta. Lo veo en una imagen: hay un teatro y se oye un tambor, ¡bom, bom!: ¡el rey! Se alza el telón y no hay nadie. Entonces, al fondo se ve el brillo de unos ojos. Es un hombre de fe, que camina a pasitos, reservado, con una voz como de niña. Es un personaje particular, porque da miedo.

P. ¿Le recuerda al algún político actual?

R. Me ha recordado a alguien de poder, pero no a un político. No he querido leer la historia de la figura histórica, sino sólo concentrarme en la construcción minuciosa del personaje.

P. ¿Cree que la gente le ve a usted como una persona reservada o distante?

R. No, pero sí que he oído que me llaman raro. Yo entiendo lo que quieren decir: que no les sigo el rollo. Pero es que a veces la gente me conoce a mí y yo no les conozco a ellos, y no es posible la comunicación.

P. Ya han pasado 15 años desde que se estrenó Jamón, jamón...

R. ¿Tanto?

P. Sí, es de 1992. ¿Ha pensado volver a rodar con aquel equipo?

R. Penélope, Javier y yo hemos dicho que nos encantaría rodar Jules et Jim [el clásico del cine francés dirigido por François Truffaut, con Jeanne Moreau, Oskar Werner y Henri Serre], porque somos nosotros tres; pero, o encontramos un productor ya o se nos pasa la edad. Los tres tenemos personalidades diferentes, pero con algo en común. Somos un triángulo.

P. Los tres han seguido una trayectoria similar, han dado el salto a Hollywood y están consolidados.

R. Sí, es extraño. Son cosas que me dan vértigo. Ellos están más consolidados que yo, con nominaciones a los Oscar, pero me siento igualmente recompensado. Si cuando hice Jamón, jamón me hubiesen dicho que iba a hacer todo esto, habría dicho: "Estás mal de la cabeza".

El actor Jordi Mollà, en 2002.
El actor Jordi Mollà, en 2002.GORKA LEJARCEGI

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS