Reportaje:

La 'rauxa' pachanguera de la Salseta

La orquesta de Salvador Escribà celebra tres décadas de historia en las fiestas de Poble Sec

Una batucada puso el viernes por la noche la primera nota de alegría en la plaza del Sortidor de Poble Sec. Se iniciaba así la fiesta mayor de este barrio barcelonés, celebración que se alargará hasta el próximo domingo con un sinfín de propuestas lúdicas. Un público familiar llenó el enclave para disfrutar de una velada protagonizada por La Salseta del Poble Sec, conjunto que quiso celebrar en la barriada que los vio nacer artísticamente sus 30 años de historia.

Salvador Escribà, líder de la banda, fue también el encargado de leer el pregón inaugural de los festejos, un discurso en verso repleto de invitaciones a la rauxa. A las 23.00 horas empezó la música y la gente siguió al pie de la letra su consejo de divertirse a lo grande. La orquesta ofreció un aluvión de ritmos pachangueros -género que los salseteros dignifican con su profesionalidad- en forma de bachatas, merengues, corridos mexicanos y rumba catalana. "Sois los mejores. ¡Felicidades!", gritaban una y otra vez los seguidores del grupo, que sumaron más de 3.000 personas según los organizadores de la farra. Les precedieron como teloneros el conjunto de habaneras de la Bisbal Els pescadors de ses polles d'aigua des Daro, especialistas en chascarrillos picantes.

Después, lo esperado. Escribà -maracas amarillas en mano- y sus colegas se apuntaron un nuevo triunfo popular. Y no sólo porque jugaran en casa. En el escenario estuvieron arropados por compadres del buen rollo. Manuel Joseph, el cantante de la Orquesta Plateria; Josep Thió, guitarrista de Sopa de Cabra, o Quim Carreras, vocalista de Huapachà Combo, fueron algunos de los amigos que no quisieron faltar a la cita. Además, Serrat les envió un cariñoso saludo.

La camaradería entre todos los participantes acarreó momentos de alta tensión juerguista. Así, Carreras entonó con una fuerza arrolladora Just a Gigolo y por momentos parecía que hubiera resucitado Louis Prima.

Fue un concierto largo que no dejó descansar ni pies, ni caderas. No se echó de menos ninguno de los éxitos de la orquesta, ya fueran temas propios (nuevos y añejos) o versiones de canciones ajenas: desde Maria Cristina y el Cocodrilo a La salsa rumba de l'Adrià y El Meneito. En la despedida destacó la fanfarria rockera de un Satisfaction cañero.

A la actuación acudieron muchos vecinos del barrio, pero también se apuntaron decenas de fans llegados de toda Cataluña. Pocos inmigrantes, eso sí, pese a la abundante comunidad que puebla el barrio. Para los que les supiera a poco, el Centro Cívico de Poble Sec -ubicado en la misma plaza del Sortidor- acoge estos días la exposición A Sucar!!! 30 anys amb la Salseta, un ameno repaso a la trayectoria del grupo (el programa de la fiesta mayor se puede consultar en Internet: www.poblesec.org). Sin duda, la Salseta no pudo elegir mejor lugar para celebrar su aniversario: bordaron "el concierto más emotivo" de su historia, en palabras de Escribà.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50