Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Lexus LS 600h

La limusina ecológica

Mide cinco metros de largo, pesa 2,7 toneladas y tiene tracción 4×4 y casi 450 CV, pero gracias a su mecánica híbrida sólo consume 9,3 litros. Es el LS 600h, lo mejor de Lexus, un palacio rodante con todas las comodidades y caprichos imaginables.

Lexus avanza para alcanzar el trono tecnológico del sector del automóvil con el nuevo LS 600h, la primera berlina de representación con mecánica híbrida. Este modelo, el mejor escaparate de la marca japonesa, combina la presencia, confort y sofisticación de los modelos de representación con un planteamiento ecológico que se refleja en los consumos y emisiones, muy inferiores a los de cualquier competidor (Audi A8, BMW Serie 7, Mercedes Clase S), ya sea de gasolina o turbodiésel. El LS 600h se ofrece con dos carrocerías, normal y larga (5,03 y 5,15 metros), y puede incluir una banqueta trasera de tres plazas o dos suntuosas butacas individuales equipadas con calefacción, ventilación y hasta masaje. Los precios son exagerados (entre 107.000 y 140.000 euros), pero permiten acceder a uno de los automóviles más exclusivos, avanzados y sofisticados del momento.

Dos motores: 5.0 V8 y eléctrico

La mecánica híbrida comprende un motor 5.0 V8 de 394 CV y otro eléctrico de 225. La potencia total asciende a 445 CV y llega a las ruedas a través de la tracción 4×4. El empuje y las prestaciones son imponentes: alcanza 100 km/h. en 6,3 segundos y llega a 250 km/h. Pero sorprende aún más el consumo, porque gasta 11,3 litros en ciudad, 8 en carretera y 9,3 de media, todo un logro para un modelo de 2.700 kilos, cinco metros y casi 450 CV. Las emisiones de CO2 también son contenidas en relación con su poderío mecánico: sólo 219 g/km. Además, el confort a bordo es absoluto, incluso al acelerar a fondo o circular rápido por las autopistas alemanas de velocidad libre. Las claves son la suavidad de los motores, la capacidad de absorción de las suspensiones neumáticas y el impecable aislamiento del interior.

La habitabilidad es satisfactoria en ambas carrocerías, pero el maletero se queda justo: sólo 330 litros, porque las baterías del motor eléctrico van detrás de los asientos y restan mucho espacio.

El equipamiento recoge todo lo imaginable, desde tapicería de cuero, climatizador con cuatro zonas, DVD y nevera hasta GPS en color, control de velocidad inteligente y función de aparcamiento automático (el volante gira solo). El colofón lo pone la dotación de seguridad: 10 airbags, radar antichoque, frenada automática de emergencia y un avanzado control de estabilidad que se comunica con toda la mecánica (dirección, suspensiones, frenos, tracción 4×4) para mejorar la eficacia y mantener el equilibrio dinámico ideal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de julio de 2007