Un guardia civil muere atropellado en Zamora por una pareja que huyó tras saltarse un control

Los detenidos embistieron con el coche la moto del agente durante la persecución

Un hombre y una mujer, ambos de 25 años, fueron detenidos ayer en la autovía A-52, cerca de Puebla de Sanabria (Zamora), horas después de atropellar mortalmente a un guardia civil que había salido en su persecución cuando se saltaron un control establecido por el instituto armado en la provincia de León. El arresto de los jóvenes, que carecen de antecedentes penales, se produjo después de que la Guardia Civil disparara a las ruedas del coche. Según informaron fuentes de la investigación, al parecer los jóvenes habían consumido algún tipo de sustancia estupefaciente.

Más información

Los hechos sucedieron hacia las 12.30 en la provincia de León, cuando el vehículo ocupado por P. A. F. y E. G. B., ambos de 25 años, se saltó un control de la Guardia Civil en Santas Martas, donde confluyen la N-601 (León-Valladolid) y la A-231 (Burgos-León).

Según explicó el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, varios agentes motorizados de la Guardia Civil iniciaron entonces la persecución del coche. Un de ellos, Miguel López López, de 37 años, casado y con dos hijos, se puso a la altura del vehículo infractor con su moto.

En ese momento, el coche embistió al motorista hasta tirarlo al suelo, a la altura de la localidad leonesa de Villaquejida, en el kilómetro 198 de la autovía de la Plata (A-66). Los servicios de emergencias 112 que atendieron al guardia civil no pudieron hacer nada por salvarle la vida. El agente fallecido era natural de Trobajo del Camino, una pedanía del municipio leonés de San Andrés del Rabanedo.

El coche volvió a darse a la fuga por la Ruta de la Plata hasta llegar a Benavente (Zamora), donde los jóvenes tomaron la autovía A-52 (Rías Baixas) en sentido Ourense y fueron interceptados tiempo después por otro control establecido en el kilómetro 78 de la A-55, en Puebla de Sanabria (Zamora), cuando ya habían recorrido cerca de 160 kilómetros.

El conductor intentó de nuevo esquivar a los guardias civiles, pero éstos realizaron varios disparos a las ruedas del vehículo, que finalmente se detuvo, aunque previamente embistió a los vehículos que estaban parados en la autovía, incluidos los de la Guardia Civil.

"Estaba fuera de sí"

Los dos jóvenes fueron detenidos a pesar de la resistencia que opuso el conductor del vehículo que, según indicaron fuentes de la investigación, "estaba fuera de sí".

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, afirmó que los arrestados no tienen relación con ninguna banda terrorista, como se llegó a barajar en un primer momento, y que cuando fueron detenidos habían presentado fotocopias del documento nacional de identidad (DNI). Tampoco llevaban permiso de conducir.

Tras su detención, los dos jóvenes, P. A. F., natural de Palencia, y E. G. F, de Barakaldo (Vizcaya), fueron conducidos al cuartel de la Guardia Civil de Puebla de Sanabria, donde en un principio los agentes tuvieron dificultades para tomarles las huellas dactilares, dado el estado en el que se encontraban, al parecer a causa de haber ingerido algún tipo de droga, posiblemente cocaína, según afirmaron fuentes de la investigación del caso.

En este sentido, el delegado del Gobierno informó a los periodistas de que las primeras declaraciones del joven detenido "evidencian un notable estado de nerviosismo cuyas causas habrá que analizar". No descartó, en este sentido, que el desequilibrio demostrado por el detenido pudiera estar relacionado con el consumo de sustancias estupefacientes, aunque señaló que será el juzgado responsable del caso el que determine "en modo fehaciente" las causas de este suceso.

También indicó el delegado del Gobierno en Castilla y León que el presunto autor del atropello, el chico que conducía el automóvil, puede padecer algún tipo de trastorno psiquiátrico que está siendo analizado.

Detenidos

A última hora de la tarde de ayer, los dos detenidos se encontraban custodiados en el cuartel de la Guardia Civil de Puebla de Sanabria a la espera de la decisión que tomara el juez.

La autopsia del cadáver del miembro del Destacamento de Tráfico de León fue practicada en el Hospital Virgen de la Concha de Zamora, desde donde fue trasladado al tanatorio de León, donde quedará instalada la capilla ardiente. Las honras fúnebres tendrán lugar a las siete de la tarde de hoy, jueves, en la iglesia de la Anunciata de Trobajo del Camino (León) y el cuerpo del agente será incinerado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción