Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
YO, PERIODISTA

La nieve sorprende a Buenos Aires

Nieve y aguanieve se precipitó el lunes sobre la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, un fenómeno que no se veía desde el 22 de junio de 1918. En el día de la Independencia de la Argentina (9 de julio), el fenómeno meteorológico sorprendió a los habitantes de la ciudad después de 89 años.

Al principio los copos de nieve se deshacían apenas tocaban el suelo, pero con el paso de las horas fue aumentando su intensidad.

Miles de personas salieron a las calles para festejar la llegada de la nieve con sus cámaras de fotos y cantando, porque para muchos fue la primera vez que disfrutaban de este tipo de clima. Donde se apreció con mayor fuerza la nevada fue en los barrios porteños de Villa Lugano, Villa Urquiza, Villa Devoto y Parque Chacabuco.También fueron afectadas las localidades bonaerenses de Ezeiza, San Miguel, Berisso, Avellaneda, El Palomar y Tigre.

La nevada comenzó durante la madrugada del pasado lunes en las localidades del oeste de la provincia de Buenos Aires, y continuó durante la mañana y las primeras horas de la tarde hacia la capital federal, el norte bonaerense y el conurbano (el área metropolitana).

Éxito de ventas en el zoco

Sobre unos railes de plástico, un tenaz George Bush persigue incansable en su blindado poderosamente armado a un Osama Bin Laden que huye de él sobre un modesto y muy californiano skate-board. Al menos hasta que se agote la pila de voltio y medio, el empeño de Bush será inútil: sin dejarse atrapar, el escurridizo Osama siempre irá por delante, convirtiendo la actualidad en el juguete de moda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007