Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos procesados de prostituir a una niña alegan que ella quería

Luminita T., una mujer rumana procesada por reclutar y prostituir a dos chicas, una de ellas menor de edad, en un club de alterne de Ondara (La Marina Alta), declaró ayer en la vista oral que fue la adolescente, una chica de 17 años también rumana, la que quiso venir a España como trabajadora del sexo. "Nunca les obligué a ejercer la prostitución ni les prohibí que se marchasen", alegó ayer durante el juicio que se celebró en la sección tercera de la Audiencia de Alicante. Por su parte, el segundo enjuiciado por estos hechos, Arley C., de 32 años y de nacionalidad colombiana, confesó que cuando regresó al prostíbulo después de 15 días de vacaciones, la menor y la otra mujer ya estaban allí. Además, agregó, "no sabía que era menor".

El fiscal pide una pena de 17 años para Luminita T., y ocho para Arley C.. Según el relato del ministerio público, la imputada ofreció a las dos víctimas buscarles trabajo en España. Una vez aquí, las chicas fueron trasladadas a un piso y, posteriormente, a un club de alterne de Ondara. El 30% de lo que ganaban lo ingresaba el club.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007