Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cotino desautoriza el intento de Rafael Blasco de regularizar a los inmigrantes

Juan Cotino ejerció ayer como vicepresidente del área socio sanitaria del Consell y desautorizó a Rafael Blasco, quien había abogado por una "regularización rápida de los inmigrantes". Cotino recordó al consejero de Inmigración y Ciudadanía que la Comunidad Valenciana no tiene competencias para regularizar a los inmigrantes sin papeles. El lunes, el consejero de Bienestar Social se mostró favorable a esta medida "para, así, lograr una integración plena, extendiéndoles derechos, pero siempre asumiendo nuestros valores y nuestro sistema político que se basa en el respeto a la pluralidad. Hay que evitar la guetización", indicó.

"El problema es que no hay fronteras entre nuestra comunidad y la que tenemos al lado, por tanto, el problema lo tiene que solucionar Gobierno central dentro del marco de la Unión Europea", razonó Cotino. "Nosotros lo que podemos y debemos hacer es que las personas que estén aquí tengan trabajo y estén dignamente", dijo, además de instar al Gobierno central a que cambie la, en su opinión, mala política en esa materia. Cotino hizo estas declaraciones tras una reunión celebrada con el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, del PP, para coordinar las actuaciones de su departamento y las del Ayuntamiento en materia de bienestar social. El consejero mantendrá esté mismo encuentro hoy con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Cambio de discurso

Tras las palabras de Cotino, Blasco cambió el discurso. En una nota de prensa emitida ayer, el consejero de Inmigración trasladó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la "obligación de resolver el actual caos producido por el efecto llamada debido a la masiva regularización de inmigrantes en 2005". Además, se mostró partidario de que toda persona inmigrante "tenga sus derechos como sus deberes reconocidos mediante todos los permisos legales necesarios para una correcta estancia en España y en la Comunidad Valenciana" sin entrar en más detalle.

El Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, también intervino en la cuestión. Calificó de "vergonzosa" la situación en la que están los inmigrantes irregulares en Valencia y pidió al Consell "que aclare cuál es realmente su posición sobre el problema". Bernabé recordó, en un acto en el que presentaba nuevos vehículos para la policía nacional, que los inmigrantes en situación irregular "pernoctan en el viejo cauce del Turia por falta de plazas en los centros de acogida, y es la Generalitat quien debe dar respuesta a ello". El delegado del Gobierno recordó las competencias que en materia de inmigración tienen las comunidades autónomas y cifró en 60 millones de euros la partida transferida en tres años desde el Gobierno para políticas en esta área.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007