Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Otro clon en Getafe

El danés Laudrup, a promocionarse como Quique y Schuster las próximas dos temporadas

En Huelva se quedaron de piedra hace un mes, cuando Michael Laudrup (Frediksen, Dinamarca; 43 años) descartó entrenar al Recreativo "ante todo" por la "falta de colegios bilingües". "La alternativa era vivir en Sevilla, pero entonces tendría que hacer 200 kilómetros en coche diarios y eso no me apetecía", remataba el ex jugador de Barcelona y Real Madrid. Detrás de la singular excusa del preparador nórdico estaba Ángel Torres. El presidente del Getafe ya barruntaba la marcha de Bernd Schuster al Madrid. Y se puso manos a la obra: "Quería un entrenador como Laudrup; su filosofía coincide con la mía", explicó el mandatario del subcampeón de la Copa del Rey.

La "humildad" y el "sacrificio" son dos de las máximas del Getafe, un club empeñado en remodelar su estructura, más propia de un Segunda que de un equipo que se ha asegurado su cuarto año consecutivos en Primera. "Laudrup era el candidato idóneo por sus condiciones, porque además de haber sido un gran jugador, no le puede el ego", observa el director deportivo del conjunto madrileño, Santiago Llorente.

"Su filosofía coincide con la mía", expone el presidente del equipo, Ángel Torres

La actitud del nuevo técnico del Getafe para las próximas dos temporadas, a cambio de un millón de euros por curso, confirma tantos piropos y buenas palabras. Laudrup llegó el domingo 1 de julio a Madrid y durante cuatro días apenas se asomó de su habitación en un hotel de la ciudad. Todo ese tiempo, recluido como un monje en una celda, esperó en el Hesperia de Getafe a que se confirmara la salida de su antecesor alemán. "Ángel Torres quiere a Laudrup y Laudrup quiere al Getafe. El acuerdo entre ambos es definitivo, pero no es ético firmar cuando hay otro entrenador de por medio", decía entonces Byram Tutumlu, agente de Laudrup.

Aunque Schuster no fue presentado en sociedad hasta ayer por el Madrid, lo cierto es que Laudrup se fue de vacaciones a Estados Unidos con algo más que un acuerdo verbal en el bolsillo. De hecho, ya se ha estrenado en el cargo, visitando el campo de La Albuera, en Segovia, donde el Getafe desarrollará parte de la pretemporada, entre el 19 y el 29 de julio.

La puesta en escena de Schuster en el Santiago Bernabéu tuvo un efecto dominó instantáneo. El Getafe anunció a los pocos minutos el fichaje de su tercer entrenador en la elite del fútbol español, al que presentará la semana que viene. "El Getafe ha apostado por la figura de Laudrup para dirigir al que este año será un equipo europeo", resaltó el cuadro madrileño en el ciberespacio. Aunque algunos sectores del club entienden que "como técnico tiene una biografía bien sencilla", la versión oficial es mucho más optimista: "Laudrup cuenta ya con una contrastada trayectoria como entrenador". "En este campo destaca por haber entrenado a su equipo de toda la vida, el Brondby, con el que logró una Liga y dos Copas en cuatro temporadas", termina el mensaje.

Presidencialista como es, Torres, que rehúye de los intermediarios, tomó la decisión final. "Se fijó en el danés porque ha practicado un buen juego con el Brondby", se regocijan en los despachos del Coliséum. También ayudó su aire tranquilo y respetuoso, con un carácter con muchas menos aristas que el de su predecesor en el cargo. El perfil de Laudrup, que fue ayudante de Morten Olsen, seleccionador de Dinamarca, durante dos años, responde al modelo que tan buenos frutos ha dado al Getafe: "¿Si es un clon? Ha sido un jugador de relumbre, como Quique Flores y Schuster. Y viene aquí a promocionarse... Nuestra Liga es una de las grandes, todo un reto, nada que ver con el campeonato en el que él se movía", estima Llorente.

La de Laudrup no es la única incorporación de la escuadra: Antonio Mendoza, procedente del Málaga, ocupará el recién creado cargo de director general, y Ainara Knörr, directora administrativa del Alavés, se encargará del apartado financiero. Ya están fichados Uche y Mario Díaz (Recreativo), Pablo Hernández y Pallardó (Valencia), Kepa (Sevilla) y el Cata Díaz (Boca Juniors).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de julio de 2007