Reportaje:

Edificios con emoción

La Fundación COAM expone fotos de Kindel de la arquitectura de mediados del siglo XX

Los edificios transmiten emociones, y en ocasiones excepcionales se pueden ver en las imágenes. Es lo que ocurre con las fotografías de Joaquín del Palacio, conocido como Kindel (Madrid, 1905-1990), que ocupan las salas de la Fundación COAM.

Se trata de un material sacado de un archivo familiar de 10.000 negativos de 6 por 6, que documenta la arquitectura española de los años cincuenta y sesenta, en gran parte destruida o desfigurada. Un total de 66 fotos de una generación de arquitectos que compartió la modernidad con el fotógrafo a través de obras de Fernández del Amo, De la Sota, Asís Cabrero, Aburto, Feduchi, Corrales, Vázquez de Castro, Coderch, Muñoz Monasterio y otros.

Rafael Zarza, como comisario de la exposición, ha investigado esta arquitectura de posguerra a través de la mirada de Kindel para rescatar en blanco y negro la arquitectura popular, las viviendas, el interiorismo y el mobiliario. "Estas fotos son un modelo que contiene la emoción que transmite una obra bien hecha, además de describir su volumen y composición. Son imágenes modestas que emocionan sin las falsificaciones con que se presentan los edificios actuales, que parecen videojuegos".

Zarza añade que ha querido recuperar la obra parcial de un gran fotógrafo madrileño, Joaquín del Palacio, que adoptó el nombre de Kindel a partir de letras de su nombre y apellido, con una K exótica, en un momento de estudios de fotógrafos extranjeros de nombres rotundos, como Gyenes y Müller.

Con el autor vuelven las construcciones desaparecidas, incluso en los últimos años, como la iglesia del Rosario, de Madrid, de Luis Laorga (1951), con murales de Carlos Pascual de Lara, o transformadas por completo. Es el caso del antiguo hotel Castellana Hilton de L. M. Feduchi (1953), en el que la intervención del decorador Pascua Ortega ha alterado por completo la arquitectura de Feduchi, los murales de Ángel Ferrant y las pinturas de José Caballero, según declara Zarza.

La exposición se centra en el trabajo de Kindel en la Revista Nacional de Arquitectura, del Colegio de Arquitectos de Madrid, en los años cuarenta y cincuenta, junto a una selección de piezas de arquitectura popular.

En un vídeo se recogen imágenes del Madrid de la posguerra, sus calles y gentes, ya que el fotógrafo trabajó para la Dirección General de Regiones Devastadas, entre otros organismos oficiales, como el Instituto Nacional de Colonización, Turismo y Coros y Danzas.

Kindel, autodidacto, "inventa una forma de hacer fotografía", que Rafael Zarza considera "minimalista y abstracta, una imagen de vanguardia, adelantada a su tiempo", cuando dominaba el pictorialismo de Ortiz Echagüe y el neorrealismo de Català-Roca.

Kindel encuadra una arquitectura de la modernidad en los poblados de Vegaviana, de Fernández del Amo, y Caño Roto, de Íñiguez de Onzoño y Vázquez de Castro; el pabellón de la Feria del Campo, de Alejandro de la Sota; la Casa Vallet, de Coderch y Valls; las viviendas dúplex de Madrid, de Asís Cabrero y Aburto; la playa del Parque Sindical, de Muñoz Monasterio; el cine Marvi, de Sobrino y Herederos; la tienda Darro, de Muñoz Cabrero y Alonso Martínez, o el restaurante Gure-Toki, de Corrales.

El catálogo de la exposición incluye textos de Rafael Zarza, Nativel Preciado, José Antonio Marina, Bernardo Ynzenga, José Luis Fernández del Amo e Ignacio Bisbal, en los que se estudian las relaciones entre la arquitectura y la fotografía y la obra de Kindel, reconocida por su "abstracción, rigor geométrico, desnudez, sencillez compositiva, horizontalidad y estatismo", según Bisbal.

Kindel: fotografía de la arquitectura. Fundación COAM. Piamonte, 23. Madrid. Hasta el 28 de julio. Tel. 91 319 16 83. www.coam.es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de julio de 2007.