Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fundación sindical 10 de marzo inaugura su sede en Santiago

Nacida para recuperar la memoria histórica del movimiento obrero gallego, la Fundación 10 de marzo inauguró ayer sus nuevas instalaciones que acogen, entre otros espacios, una biblioteca con más de 4.000 ejemplares relacionados con el movimiento sindical. El objetivo de la institución, presidida por Manuel Villares, es organizar el Archivo de la Historia Sindical de Galicia, para lo cual se está llevando a cabo un trabajo de recopilación y catalogación. El conselleiro de Presidencia, Xosé Luis Méndez Romeu, destacó que este archivo "marca un hito" y que el proyecto está "orientado al futuro".

La nueva sede, situada en el compostelano Polígono del Tambre, tiene a la vista documentos de llamamientos antifranquistas, carteras y maletines de doble fondo para transportar información en la clandestinidad y periódicos de distintas épocas, de los que la hemeroteca de la fundación conserva 1.700 cabeceras. "Tenemos aún 300 cajas por clasificar", explicó Villares, quien añadió que continúan llegándoles documentos relacionados con la historia sindical. El reto en los próximos dos años será digitalizar y catalogar toda la información para "crear un archivo eficiente" que los investigadores y la población puedan consultar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 2007