Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNE aprueba la oferta de compra de Enel y Acciona sobre Endesa con condiciones

La eléctrica española pacta con los ofertantes la entrega de información confidencial

La Comisión Nacional de la Energía (CNE)aprobará, con condiciones, la oferta pública de adquisición lanzada sobre Endesa por la compañía italiana Enel y el grupo español Acciona. El órgano regulador inició ayer los debates sobre la operación, que finalizarán el próximo jueves. Fuentes del consejo de la CNE aseguraron ayer que la decisión de aprobar la OPA se tomó ayer mismo por cinco votos a favor y cuatro -los de los consejeros propuestos por el PP- en contra. En las próximas horas se redactarán las condiciones impuestas a la operación, que previsiblemente serán duras.

Fuentes del organismo que preside Maite Costa aseguraron ayer que la decisión de aprobar la oferta de compra ya está tomada. Ahora, queda el espinoso asunto de las condiciones. A finales de abril, la Comisión Nacional de la Energía autorizó al grupo italiano Enel a adquirir hasta el 24,9% del capital de Endesa. Pero impuso también fuertes cautelas. De acuerdo con las fuentes consultadas ayer, las condiciones que podrían imponerse a la OPA conjunta de Enel y Acciona en las próximas horas podrían ser incluso más duras que las aprobadas en abril.

Muy probablemente, y además de asegurar las inversiones en los sectores en los que opera Endesa (electricidad y gas), la CNE estudiará fórmulas para supervisar los acuerdos que puedan tomar Enel y Acciona en Endesa, así como cuestiones relacionadas con el nivel de endeudamiento.

En abril, la CNE se reservó la posibilidad de anular decisiones de Endesa, aprobadas con los votos de Enel, cuando considere que afecten al interés general o a la seguridad pública del suministro. Además, según la Comisión, la compañía italiana deberá informar al órgano regulador "de manera detallada" sobre su estrategia en Endesa si afecta a ese tipo de cuestiones. Y comunicar también los acuerdos que se adopten en las juntas de accionistas y en las reuniones del consejo de administración de Endesa. El dictamen de la Comisión aprobado en abril ha sido recurrido por la propia Endesa y está pendiente de la decisión del Ministerio de Industria.

Notificación

Enel y Acciona notificaron la oferta pública de adquisición a la CNE el pasado 3 de mayo y solicitaron su autorización para tomar el control de la compañía. El organismo finalizó los trámites previos el pasado 19 de junio, aunque dio diez días a las partes personadas en el expediente (Endesa, Acciona, Enel, Iberdrola, Unión Fenosa y HC Energía) para presentar sus alegaciones.

En el ámbito comunitario, el próximo jueves también termina el plazo para que la Comisión Europea (CE) realice un primer análisis sobre los efectos de la OPA en la competencia. Si el Ejecutivo comunitario tiene dudas sobre el impacto de la operación, puede iniciar un estudio en profundidad, lo que prorrogaría el plazo otros 90 días laborables.

Por otra parte, Enel y Acciona suscribieron el pasado 15 de junio sendos acuerdos con Endesa para acceder a información confidencial de la eléctrica para su oferta pública de adquisición (OPA), según comunicaron el lunes por la noche las dos oferentes a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (la SEC, por sus siglas en inglés).Los acuerdos de confidencialidad de Enel y Acciona, que ya controlan un 46% del capital de Endesa, tienen el mismo contenido que el suscrito en su día por E.ON. Aunque inicialmente Endesa aseguró que sólo había entregado a la alemana "información conocida por el mercado", finalmente, acabó reconociendo ante la SEC que le había facilitado información confidencial.

Como E.ON, Enel y Acciona se comprometen a no divulgar la información recibida durante dos años. Ambas sólo podrán entregar esta información a sus directivos, empleados, agentes y consejeros para los que sea "indispensable" acceder a la misma para el desarrollo de su trabajo, salvo requerimiento de un juez o autoridad. Incluso en este supuesto, las empresas procurran desvelar "una mínima cantidad de información" para cumplir sus obligaciones.

La información que se ofrezca seguirá siendo propiedad de Endesa, y Enel y Acciona sólo intercambiarán información con las personas elegidas por la eléctrica presidida por Manuel Pizarro, y viceversa.

El acuerdo estará regulado por la legislación española, está fundamentado en la "buena fe" de las partes y se refiere a información "escrita, visual y oral". Eso incluye análisis, compilaciones, previsiones, datos, traducciones, estudios y memorandos, entre otros.

Cada una de las partes se hará responsable del cumplimiento del acuerdo, y se compromete a indemnizar por los daños causados por la vulneración de los términos del contrato. El acuerdo es conforme a lo establecido por la ley 24/1988 sobre mercados financieros.

Enel y Acciona recibirán esta semana los dictámenes de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y la Comisión Europea sobre su oferta. El 27 de julio se producirá previsiblemente la aprobación del folleto de la oferta pública de adquisición por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 2007