El Gobierno propone la ampliación de los privilegios de los ex presidentes de Galicia

Feijóo apoya la iniciativa pero critica que Touriño haya tardado dos años en promoverla

La Xunta puso ayer en marcha la reforma legal que ampliará las prestaciones y servicios a las que tienen derecho los ex presidentes del Gobierno gallego. El Ejecutivo quiere que la modificación complete todos sus trámites parlamentarios a tiempo de que Manuel Fraga pueda beneficiarse de ella desde el 3 de agosto, fecha en la que caducan las prerrogativas que le atribuye la legislación actual. Esta circunstancia obligará a celebrar un pleno extraordinario el próximo mes de julio. El PP expresó ayer su respaldo a la iniciativa, prometida por Touriño en su discurso de investidura.

Los ex presidentes tendrán plaza durante varios años en el Consello Consultivo

La ley actual concede a Fraga prestaciones y servicios durante dos años y, en su caso (porque gobernó más de cuatro años), la reforma extenderá una década el período durante el cual tendrá derecho, entre otras cosas, a coche oficial, asistencia de un funcionario y escolta. El derecho a cobrar el 60% del salario que percibía como presidente, sin embargo, no se prolongará más allá de los dos años actuales. Estos beneficios serán incompatibles con el ejercicio de cualquier cargo público que le otorgue prestaciones de medios y servicios de la misma naturaleza.

Los antiguos presidentes que ocuparon el cargo cuatro años o menos tendrán derecho a un total de seis años de servicios y prestaciones y los que permanecieron al frente del Gobierno más de cuatro años verán ampliado el período de vigencia de esos beneficios hasta 12 años. En el primer supuesto se halla Fernando González Laxe y en el segundo, además de Fraga, Gerardo Fernández Albor.

La reforma legal impulsada por la Xunta abre además la posibilidad de que los ex presidentes puedan optar entre esas prestaciones o la incorporación como miembros natos al Consello Consultivo de la Xunta, un organismo oficial semejante al Consejo de Estado.

Los ex jefes del Gobierno gallego tendrá derecho a formar parte del Consello durante seis años si ejercieron su cargo durante cuatro años o menos (ese es el caso de Laxe) y por un período de 12 si ocuparon la presidencia durante más tiempo (Gerardo Fernández Albor y Manuel Fraga están en esa situación). Estos mandatos, además, podrán ser renovados si sus beneficiarios son elegidos miembros ordinarios de este órgano consultivo.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, consideró "correcto" el contenido de la reforma, aunque se preguntó por qué Touriño "lleva dos años incumpliendo su compromiso".

El líder de la oposición explicó que el PP había solicitado que los ex presidentes que pasaron más de una legislatura en el cargo recibiesen un tratamiento distinto a los que estuvieron menos, ya que "no era razonable que un presidente tenga los mismos derechos a formar parte del Consello Consultivo" si estuvo en el cargo un año, 12 o 16.

Respecto a la necesidad de convocar un pleno extraordinario en el Parlamento para abordar la cuestión a tiempo de que sea de aplicación a Fraga, el presidente del PP gallego aseguró que Touriño "sabrá por qué lleva dos años incumpliendo ese compromiso" y recordó que el decreto "beneficiará a todos los ex presidentes". "Incluyendo al actual", añadió.

Consultado sobre si la puesta en marcha de estas medidas puede contribuir al desbloqueo de la renovación del Consello de Contas y del Valedor do Pobo, Núñez Feijóo aseguró que el Partido Popular "colabora con el Gobierno en desbloquear la situación desde hace semanas", concretamente desde el día después de las elecciones municipales y reiteró su compromiso de lograr un acuerdo antes del verano.

El presidente Touriño argumentó ayer que esta modificación legal afirmando que, de este modo, los ex jefes de Gobierno "podrán poner su experiencia al servicio de Galicia". "Se trata", explicó, "de aprovechar el caudal de experiencia acumulada, de reconocer el rango y la dignidad de la institución y de poner en valor las instituciones".

El presidente recordó su compromiso de la investidura de "resolver un problema pendiente en esta comunidad" dando "el tratamiento oportuno" a "quienes sirvieron a Galicia desde la Presidencia de la Xunta".

Para apoyar la iniciativa, la Xunta difundió ayer amplia información acerca de la regulación de la figura de los ex presidentes en otras comunidades autónomas y en la administración del estado.

Touriño, había anunciado en febrero, ante las reservas mostradas por el grupo parlamentario nacionalista, que si no había un acuerdo entre PSdeG, PP y BNG para aprobar de común acuerdo esta reforma ordenaría su cancelación.

Los ex presidentes Gerardo Fernández Albor, Fernando González Laxe y Manuel Fraga.
Los ex presidentes Gerardo Fernández Albor, Fernando González Laxe y Manuel Fraga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50