Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

NaBai descarta apoyar la investidura de Puras si no se compromete a un Gobierno de coalición

El comité regional del PSN estudia hoy si hay condiciones para aspirar a la presidencia

Ningún candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra que concurrió a las pasadas elecciones del 27 de mayo tiene asegurados los apoyos suficientes como para aspirar a salir victorioso de la sesión de investidura. El comité regional del PSN-PSOE se reunirá hoy para escuchar del suyo, Fernando Puras, el estado de sus conversaciones con los Nafarroa Bai (NaBai), y si se dan las condiciones para que aspire a esa investidura. De momento, NaBai ha endurecido el mensaje y rechaza a comprometer su apoyo a Puras si no hay un compromiso de programa y de Gobierno de coalición

Los socialistas piden calma e incluso no comprenden los visos de ansiedad que empiezan a asomar en el resto de las fuerzas políticas navarras por la ausencia aún de combinaciones claras de gobierno. Es más que probable, advierten, que los plazos se agoten y no haya una solución hasta finales del mes de julio. Ahora bien, Nafarroa Bai no observa la situación con tanta tranquilidad y ha endurecido sus mensajes. No continuarán las negociaciones sobre el programa si no hay un pronunciamiento expreso de que el objetivo es formar un Gobierno de coalición con ellos y con Izquierda Unida.

Sobre si los socialistas serán o no más claros se conocerá hoy tras la reunión del comité regional del PSN-PSOE, máximo órgano de dirección de ese partido. El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Fernando Puras, y al secretario general del partido, Carlos Chivite, expondrán a sus compañeros la marcha de las conversaciones con NaBai y con Izquierda Unida, una vez que se han reanudado las conversaciones tras la crisis vivida la pasada semana.

Hubo encontronazo porque el PSN-PSOE se apoyó en los votos de Unión del Pueblo Navarro (UPN), marca electoral del PP, para hacerse con la presidencia del Parlamento y, a su vez, los regionalistas obtuvieron la vicepresidencia.

Los nacionalistas pretendieron que el PSN les apoyara para que su candidato fuera el presidente. Los socialistas se negaron porque, a su juicio, esa institución debía estar presidida por alguien de sus filas.

Pero ahora la situación se ha vuelto a empantanar por la diferencia de ritmos que llevan unos y otros. El PSN camina con pasos muy medidos y ayer tocó reunión con Izquierda Unida. Unos y otros salieron satisfechos. Hubo acercamiento en el programa al coincidir en las prioridades en políticas sociales, según reconoció el candidato de IU, Ion Erro.

El buen tono y la coincidencia de fondo con los izquierdistas la constató también Fernando Puras. Y esa coincidencia confía en tenerla con NaBai para avanzar en el programa. Su plazo para anunciar la coincidencia la sitúa ahora en torno al 6 de julio. El problema está en que NaBai tiene un esquema de trabajo diferente y no quiere avanzar si antes no hay un pronunciamiento claro de los socialistas de que las conversaciones con ellos tienen como objetivo la formación de un Gobierno de coalición, en el que también esté Izquierda Unida.

Y como tal pronunciamiento no se produce, NaBai expresó ayer alguna de sus sospechas. El portavoz parlamentario del NaBai, Maiorga Ramírez, emitió un comunicado en el que sitúa la actitud del PSN "en una estrategia para salvar la reunión de su comité regional y ganar tiempo para encontrar un contexto y un pretexto con los que defraudar definitivamente el cambio político que manifestó con su voto la ciudadanía".

Ni contextos ni pretextos, insisten en el PSN, simplemente que antes de hablar de Gobiernos de coalición hay que avanzar en el programa para garantizar que puede alcanzarse una línea coherente. Además, los socialistas no ocultan que si pueden formar Gobierno querrían que su composición fuera "muy plural".

Independientes

Detrás de esa pluralidad, los interlocutores consultados señalan que habría que contar con independientes y quizá también con personas del ámbito del regionalismo, no adscritas a UPN.

Pero hacer llevar a cabo estos planes, Fernando Puras tiene que obtener la investidura. Y si tiene los apoyos suficientes se conocerá mañana, jueves, cuando la presidenta del Parlamento, la socialista Elena Torres, pregunte a los portavoces de los partidos que han obtenido representación en las elecciones, a qué candidato van a apoyar. A día de hoy, NaBai no encuentra condiciones para decir que su candidato es Puras si antes no tiene garantías de relación estable. Oficiosamente ya se sabe que la sesión de investidura no se convocará hasta la segunda semana de julio, después de celebrarse el debate del estado de la nación en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, Miguel Sanz, presidente en funciones de Navarra y líder de UPN, dejó claro que su grupo no apoyará un Gobierno presidido por Puras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de junio de 2007