Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete menores llegan a Motril en una patera no detectada

La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía informaron ayer de la detención de 14 inmigrantes, entre ellos siete menores, que llegaron en patera a las nueve de la mañana a la playa de la Chucha, en Motril (Granada). Los agentes intentaron localizar por el entorno al resto de ocupantes de la embarcación neumática, que por sus características pudo trasladar a una veintena de inmigrantes. La llegada de esta patera no fue detectada por el Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE). Fue un vecino de la zona quien alertó de la llegada de los inmigrantes, de origen magrebí.

Este episodio se repitió el sábado, cuando la Guardia Civil detuvo a 10 inmigrantes, todos menores, que lograron llegar a la playa de Punta Negra de Albuñol (Granada) en una patera, eludiendo también el radar del SIVE. Los inmigrantes, nueve varones y una mujer con edades comprendidas entre los 12 y 16 años, se encontraban deambulando por la zona cuando fueron detenidos por la Guardia Civil. Los agentes también fueron alertados por un vecino de la existencia de una patera que se encontraba varada en la mencionada playa y bastante deteriorada después de haberse golpeado con un arrecife. Por el tamaño de la patera, se calcula que podrían haber viajado en ella una veintena de indocumentados.

Otros 38 inmigrantes que iban a bordo de una patera interceptada también ayer por la mañana frente a las costas de Málaga llegaron en buen estado al puerto de la capital, adonde fueron conducidos por una embarcación que navegaba desde Melilla, según informaron a Efe fuentes de Salvamento Marítimo.

Los inmigrantes, todos varones y mayores de edad, llegaron al puerto malagueño entorno a las 7.45. Fueron atendidos por varios equipos de emergencias sanitarias y todos presentan buen estado de salud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de junio de 2007