Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fútbol

La nueva perla holandesa

Djukic, técnico de Serbia, define a Drenthe, la figura del Europeo sub 21

Acaba de perder la final de la Eurocopa sub 21 ante la anfitriona Holanda (4-1), pero Miroslav Djukic, seleccionador de Serbia, se siente satisfecho por haber llevado a su país donde no llegaron ni Italia ni Inglaterra. Tampoco la decepcionante Portugal. Ni mucho menos España, que ni siquiera se clasificó para el torneo que reúne a las mejores selecciones jóvenes del continente. Satisfecho y entusiasmado está Djukic ante quien fue uno de sus verdugos en la final del pasado sábado: el volante holandés Royston Drenthe, de 20 años. "Ha sido sin duda la gran sensación. Técnicamente es muy bueno porque lo hace todo a mucha velocidad. Busca el uno contra uno, defiende y ataca; tira bien las faltas y los córners. Es muy vertical".

"Lo hace todo a mucha velocidad. Defiende y ataca; tira las faltas y los córners. Es muy vertical"

Físicamente se parece mucho a Davids, el ex mediocentro entre otros del Barça, pero futbolísticamente no tienen nada que ver. "Drenthe es mucho más alegre y tiene mucho más recorrido", agrega Djukic, que discrepa de la elección de Babel, del Ajax, como mejor futbolista del torneo. "Babel es un segunda punta que abre muy bien los espacios, pero no marca las diferencias como Drenthe".

La polivalencia es otra de sus virtudes. Puede actuar de lateral izquierdo, de extremo e incluso de media punta. Ojeadores de media Europa, entre ellos del Villarreal y del Real Madrid, siguen los pasos del joven futbolista del Feyenoord, donde ha disputado este curso 36 partidos. "Está ya maduro para jugar en uno de los grandes. Rompe la balanza", advierte Djukic.

Y a romper esa balanza le ha ayudado sin duda Foppe De Haan, el veterano y exitoso seleccionador holandés, que confirma una vez más el esplendor de la cantera orange. Tras guiar a Holanda a la victoria en Portugal 2006, De Haan ha conseguido revalidar el título en su propia casa. "Ganar dos años seguidos no es una coincidencia, sino la consecuencia del buen plan de la cantera. Si lo ganas en una ocasión, puedes decir que tienes una buena generación, pero lo hemos ganado dos veces consecutivas con dos equipos distintos. La selección absoluta también es joven. El futuro de Holanda es brillante", razona De Haan, de 63 años, que fue nombrado mejor entrenador de Holanda en 1997 y 2000, cuando dirigía al Heerenveen, al frente del cual estuvo 12 años. En efecto, a la cosecha de los Drenthe, Babel, Maduro o Rigters, presentes en esta edición de la Eurocopa, se une la del pasado año, cuando Huntelaar, delantero del Ajax, fue la gran estrella, junto a Emanuelson, Hofs y De Ridder, el jugador del Celta, que ha repetido en esta edición con un gran partido en la final: dio tres asistencias.

Mientras, Djukic, de 41 años, ha logrado que el tradicional individualismo del fútbol serbio dejara florecer un juego mucho más colectivo. "Aparte de Jankovic, que ya está en el Mallorca, tenemos chicos con futuro como el capitán Ivanovic, Smiljanic o el lateral derecho Rokavina", confiesa Djukic, que, habiendo clasificado a Serbia para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, no sabe si será él quien la acompañe. "Cansa mucho llevar a la vez dos equipos. Al Partizan de Belgrado, donde la exigencia es cada vez mayor, y a la selección sub 21", explica Djukic. Hace apenas un año, Djuka era el director de la escuela de fútbol de la Fundación del Valencia. "En España era muy difícil que me dieran una oportunidad, así que acepté la oferta primero de la selección y después del Partizán. Me ha venido muy bien para coger experiencia y, si realmente valgo, mi futuro está en España, donde tengo a mi mujer y a mis hijos". Y tal vez vuelva a enfrentarse algún día a Drenthe, la nueva perla del fútbol holandés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de junio de 2007