_
_
_
_

El Banco Santander alcanzará este año los 10.000 millones de euros de beneficio

Botín alaba la evolución económica, se queja de la sobrerregulación y defiende compras selectivas

Miguel Ángel Noceda

El Banco Santander alcanzará este año los 10.000 millones de beneficios, lo que supondrá un aumento superior al 30% sobre los 7.596 millones de 2006. El presidente de la entidad, Emilio Botín, avanzó en la junta general celebrada ayer en la capital cántabra -la que le da nombre- que el banco continuará la estrategia de compras selectivas, una vez lanzada la oferta conjunta sobre ABN Amro. Botín se quejó de los peligros de la sobrerregulación, se mostró optimista por la situación económica y auguró una evolución positiva de la actividad hipotecaria pese al "aterrizaje suave" del sector.

Más información
El ex juez Pérez Escolar cumple 10 años de lamentos
El aterrizaje suave del sector inmobiliario es un hecho "lógico" y positivo

Tanto el presidente del banco como el consejero delegado, Alfredo Sáenz, insistieron ante la junta en lo que es su obsesión: lograr la máxima rentabilidad y elevar el valor por acción.

En esa línea, adelantaron que 2007 será otro año de récords. De los 10.000 millones de euros que espera obtener este año la entidad, 8.000 millones corresponderán al resultado ordinario (un 21% más que los 6.582 ordinarios del año pasado), 566 a las plusvalías obtenidas por la venta del San Paolo y otros 1.400 provendrán de la desinversión de inmuebles (44 edificios, entre ellos la ciudad financiera de Boadilla del Monte, y 1.200 oficinas).

La previsión está en línea con los beneficios obtenidos en el primer trimestre. El banco también tiene en venta su participación en la petrolera Cepsa, lo que le puede reportar otros 2.000 millones de euros más. Ante eso, Botín se permitió anunciar el adelanto de un dividendo a cuenta de 0,123 euros con cargo a 2007, lo que supone un aumento del 15%. El dividendo se pagará el 1 de agosto.

Antes de esa fecha, el 27 de julio, el banco celebrará una junta extraordinaria para aprobar una ampliación de capital por valor de 4.000 millones y una emisión de obligaciones convertibles por 5.000 millones para afrontar la operación de compra de ABN Amor en una oferta conjunta con el Royal Bank of Scotland y Fortis. La operación permitirá al Santander entrar en el Banco Real de Brasil, el Antonveneta italiano y el Interbank, un banco de consumo holandés. Según Botín, "la ejecución cumpliría los criterios de inversión del banco, es decir, beneficio por acción positivo desde el primer año y retorno de la inversión superior al coste del capital desde el segundo", los dos restos que marcan las "principales líneas de actuación" del banco.

El proceso de financiación para llevar a cabo esta operación vendrá también de los recursos que reporte la citada venta de inmuebles, que "permite reforzar los fondos propios y dedicar los recursos generados a crecer e intensificar la actividad típica bancaria", dijo Botín. El presidente del primer banco español reconoció que el banco ha sondeado la adquisición de entidades en Asia y Europa del Este, aunque sin éxito "por coherencia con nuestros criterios corporativos de inversión". No obstante, reiteró que el banco continuará con su política de compras selectivas. "Nuestro banco ha sabido demostrar que no sólo es posible, sino necesario crecer con compras selectivas, mantener un crecimiento de valor y conjugar una lata rentabilidad en el corto y largo plazo", dijo Botín. Y prosiguió: "Ahora bien, no estamos obligados a comprar para crecer, ya que nuestro potencial de crecimiento orgánico es muy fuerte, únicamente haremos operaciones de compra cuando creen valor para nuestros accionistas".

Botín guardó un capítulo para hablar de la situación económica y alabar la buena marcha de la economía de España y del entorno europeo, que a su juicio atraviesa el mejor momento en muchos años. "Alemania ha despertado, lo que es una excelente noticia, el proceso de reformas iniciado en Francia dará impulso a todo el continente y España sigue adelante con la expansión más larga de la historia reciente. Crecemos por encima del 4% y de forma más equilibrada, generamos más de 500.000 empleos y hasta la productividad, uno de nuestros problemas, funciona un poco mejor", destacó. "En definitiva, somos más, trabajamos más y producimos más, la inmigración es un gran elemento dinamizador y una oportunidad para el negocio bancario", insistió.

Además, subrayó que "la etapa general de bonanza no se ha agotado" a pesar de reconocer que "es evidente que no es fácil sostener indefinidamente la buena etapa de fuerte crecimiento y condiciones financieras tan holgadas". Y como no le falta autoestima, añadió que el Santander está mejor preparado que sus competidores. "El sector financiero se ha beneficiado del círculo virtuoso de crecimiento del crédito y de baja morosidad", apuntó. Alfredo Sáenz se encargó de hablar de los retos, que resumió en cinco: globalidad, eficiencia, crecimiento, riesgos y gestión activa de la carterade negocios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda
Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_