_
_
_
_

El programa intergeneracional Vivir y Convivir cumple 10 años

El programa Vivir y Convivir de Caixa Catalunya surgió en Barcelona hace 10 años para afrontar la soledad de las personas mayores que vivían en el Eixample. Consiste en que un anciano acoge en su casa a un estudiante, a cambio del acompañamiento que le presta el joven. Este año, han participado un total de 323 parejas en toda España.

Para participar, los estudiantes han de ser menores de 35 años, estudiar fuera de la ciudad en la que residen habitualmente y no tener trabajo estable. La persona mayor ha de superar los 65 años, vivir sola y no tener problemas de dependencia. El perfil medio del estudiante es el de una joven de 23 años que se desplaza de su ciudad para cursar estudios superiores y el del mayor corresponde al de una mujer de 77 años que vive sola.

Además de estudiantes de procedencia española, en el programa también participan inmigrantes. En 1997, éstos representaban un 5% del total. En 2007, el 31,5% de los estudiantes que se acogen al programa son extracomunitarios. La mayoría provienen de Colombia, México, Perú, Bolivia, Chile, Rumania o Brasil. También han participado estudiantes, marroquíes, argelinos, chinos, ecuatorianos, franceses y guatemaltecos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_